Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El exgobernador de la provincia afgana de Balj, Atta Mohammad Noor, en una entrevista con AFP bajo la mirada del presidente del país, Ashraf Ghani, el 22 de enero de 2018 en Mazar-i-Sharif

(afp_tickers)

Pese a su destitución hace dos meses, el "emperador del norte" de Afganistán Ata Mohamad Noor se arrellana en un sillón del palacio bajo el retrato del presidente Ashraf Ghani, contra quien podría disputar las presidenciales de 2019.

Desde que Ghani decidió destituirlo, el gobernador de Balj, en el norte de Afganistán, se ha convertido en un político en boga y en posible candidato a las elecciones previstas en 2019.

La destitución se anunció el 18 de diciembre, pero Noor se niega a abandonar el puesto de gobernador que ocupa desde 2004. Una posición que ha desencadenado una crisis de la que el gobierno de Kabul (respaldado por Estados Unidos) hubiera prescindido de buena gana en un momento de crispación por la reciente ola de atentados mortíferos.

"Creen que soy una amenaza seria para las elecciones de 2019", afirma Noor a la AFP mientras se acomoda en el sillón y sus partidarios se disputan el honor de sujetar el pakul (sombrero tradicional).

"Soy muy honrado, por eso la gente confía en mí. Es una gran preocupación para mis rivales, que intentaron apartarme", añade.

La opinión pública critica la decisión de Ghani por considerar que carece de argumentos. Y entre tanto el nuevo gobernador nombrado en sustitución, Mohamad Daud, está bloqueado en Kabul y tiene prohibida la estancia en "su" ciudad, Mazar i Sharif.

En vez de debilitar a Noor, un potencial rival, Ghani lo propulsó, sin querer, a nivel nacional.

"Me siento realmente muy feliz de haber hecho cosas buenas y de que la gente me aprecie", afirma este carismático veterano de la guerra contra los soviéticos, vestido con una túnica tradicional negra a juego con las botas.

- Temor a violencia -

Durante semanas, los negociadores de Ghani y los del partido de Noor, el Jamiat-e-Islami, de mayoría tayika, intentaron resolver el conflicto cuyos orígenes se remontan a los polémicos resultados de las presidenciales de 2014.

Ghani, perteneciente a la mayoría pashtún, pasó a ocupar la presidencia en detrimento de su rival de Jamiat, Abdulá Abdulá, nombrado "jefe del ejecutivo" en virtud de un acuerdo facilitado por Washington.

Pero Jamiat estima que Ghani ha incumplido su parte del acuerdo y reclama más protagonismo para los partidos en las elecciones legislativas previstas teóricamente este año.

Las conversaciones no dan fruto y la Casa Blanca teme que la situación degenere en violencia.

"Si Ghani responde (a nuestras peticiones), por supuesto que pondremos inmediatamente fin a esta disputa", asegura Noor. Pero "si no las acepta (...) podríamos mostrarnos menos flexibles".

- "Aquí hay paz" -

En Afganistán las fuerzas de seguridad no logran hacer retroceder a los insurgentes, pero la provincia de Balj es relativamente tranquila y próspera.

Algunos habitantes declararon a la AFP que se lo deben a Noor, uno de los hombres más ricos del país. Y pasan por alto las sospechas de corrupción que pesan sobre el conjunto de los políticos afganos.

"Hizo muchas cosas y aquí la seguridad está garantizada", afirma Abdul Jalil, sentado cerca de su carreta de mandarinas en una calle de Mazar i Sharif donde, en comparación con Kabul, casi no se ven retenes ni barreras antiexplosiones.

El taxista Mohamad Hashem lo describe como el gobernador "perfecto".

Aunque su popularidad sea indiscutible, muchos se interrogan sobre sus posibilidades de ganar las presidenciales sin ser pashtún, en un país donde las afinidades políticas suelen estar vinculadas a la etnia.

"Su red cuenta con muchos pashtunes, pero no apoyarán a un no pashtún", declara una fuente occidental a la AFP.

De presentarse a las elecciones, Noor confía en que los votantes no reparen en sus raíces tayikas. La mayoría de los afganos busca -dice- al que mejor los sirva y les aporte seguridad".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP