Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El diputado holandés de extrema derecha Geert Wilders durante un juicio por incitación al odio, en Schiphol, Holanda, el 18 de marzo de 2016, tras declarar hace dos años que quería "menos marroquíes" en Holanda

(afp_tickers)

El diputado holandés de extrema derecha Geert Wilders compareció este viernes ante la justicia de su país para una vista preliminar antes de un nuevo juicio por incitación al odio, tras declarar hace dos años que quería "menos marroquíes" en Holanda.

"Usted está aquí como sospechoso en un caso criminal, no se le ha pedido que se pronuncie o responda a preguntas", empezó diciendo el juez Hendrik Steenhuis.

Wilders, cuyo partido se encuentra en cabeza en todos los sondeos, ya fue absuelto en un primer juicio por incitación al odio en 2011.

Vestido con un traje azul y una camisa blanca, el político apareció con aire distendido al inicio de la audiencia, tomando incluso fotos con su teléfono móvil de los periodistas que habían acudido a cubrir el proceso.

El diputado está acusado de haber "insultado a un grupo de personas en base a su raza y de incitación a la discriminación y al odio" por un suceso que se remota a marzo de 2014. En un acto poselectoral, Wilders arengó a sus seguidores preguntándoles si querían "más o menos marroquíes" en su ciudad y en Holanda. "¡Menos! ¡Menos! ¡Menos!", había replicado enfervorecida su audiencia, a lo que Gilders respondió: "Nosotros nos encargaremos de ello".

Estas declaraciones provocaron un escándalo en Holanda, seguido de un éxodo de militantes de su partido y una ola de protestas sin precedentes con más de 6.400 denuncias interpuestas por ciudadanos y organizaciones.

La de este viernes es una audiencia preliminar antes del juicio propiamente dicho, cuyo inicio está fijado para el 31 de octubre.

"La libertad de expresión es un principio fundamental, pero no un absoluto", declaró el fiscal Wouter Bos. "El racismo y el odio a los extranjeros se encuentra en oposición directa a las libertades de las que disfrutamos en una sociedad democrática", afirmó.

Un puñado de manifestantes acudieron a apoyar al político, conocido por sus fórmulas incendiarias, en las que equipara el islam al fascismo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP