Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Ambulancias y otros vehículos de emergencias junto a las vías del tren de Wuerzburg, sur de Alemania, donde el 18 de julio de 2016 un hombre afgano de 17 años dejó cuatro heridos en un ataque con armas blancas

(afp_tickers)

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó este martes un ataque con hacha cometido por un refugiado afgano de 17 años en un tren en Alemania y difundió un video donde el agresor profiere amenazas.

Se trata del primer ataque en Alemania reivindicado por el EI. Sin embargo, las autoridades alemanes se muestran prudentes sobre el grado real de conexión entre el autor del ataque en Wurzburgo (sur de Alemania) y el grupo extremista, y apuesta más bien por una autoradicalización.

A través de la agencia Amaq, habitual portavoz del EI, el grupo extremista afirmó que el joven refugiado, que hirió de gravedad a cinco personas con un hacha y un cuchillo, era uno de sus "combatientes".

El grupo difundió además un video, que las autoridades alemanas dijeron era auténtico, en el que el joven, presentado como Muhamad Riyad, aparece empuñando un cuchillo y anuncia que llevará a cabo una "operación" en Alemania.

El menor, que se describe como un "soldado del califato" en guerra contra los "infieles", prometió además más "ataques" de los "soldados del califato".

La policía alemana encontró una bandera del EI y una carta de adiós en la habitación del joven afgano, que había sido acogido por una familia tras llegar solo al país el año pasado para solicitar asilo.

- Una escena de "carnicería" -

En la misiva, el joven escribió: "Ahora, rezo para poder vengarme de estos 'infieles' e ir al paraíso". El sábado, dos días antes de los hechos, se enteró de la muerte de uno de sus amigos en Afganistán, indicó la policía, sugiriendo que este elemento lo empujó a pasar al acto.

El lunes por la noche se subió a un tren regional y atacó a cuatro personas, todas ellas de una misma familia de turistas chinos de Hong Kong.

Los golpeó en la cabeza al grito de "Allahu Akbar" ("Alá es grande"), dejando detrás de él una "escena de carnicería", según un testigo que subió al tren tras la agresión.

"Las heridas son graves", señaló el jefe de la policía de Wurzburgo, Gerhard Kallert.

Otro testigo, Richard Weis, dijo a la AFP que la calle más cercana al tren estaba "llena de ambulancias". "Vi a dos personas con heridas graves en la cabeza".

Al intentar huir, el agresor atacó luego a una mujer en la calle con su hacha. Entre los cinco heridos, dos están en condición crítica.

El hombre murió abatido por la policía.

- No estaba fichado -

El joven afgano, que llegó solo a Alemania en junio de 2015, no estaba fichado por los servicios de inteligencia alemanes y nada indica que fuera miembro de una red islamista o estuviera en contacto con el EI, según las autoridades alemanes.

Se trata de alguien que se radicalizó "solo y recientemente", dijo la policía.

Es la primera vez que Alemania se enfrenta a un ataque reivindicado directamente por el EI, pero las autoridades han reconocido en varias ocasiones que el país era un potencial objetivo de los yihadistas.

En agosto de 2015, dos combatientes germanófonos reivindicaron su pertenencia al EI y amenazaron a la canciller Angela Merkel y a Alemania en un vídeo.

Hasta ahora, no obstante, el país no ha sufrido ataques a gran escala, a diferencia de sus vecinos franceses y belgas, si bien se han producido al menos varios episodios violentos en los que posteriormente se demostró que el autor se había inspirado o identificado de algún modo con la causa yihadista.

El país acogió el año pasado a más de un millón de demandantes de asilo, de los cuales un buen número huían de los conflictos en Siria e Irak.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP