AFP internacional

Un miembro de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) baja una bandera del grupo Estado Islámico en Tabqa, a unos 55 km al oeste de Raqa, el 30 de abril de 2017

(afp_tickers)

Decenas de combatientes del grupo Estado Islámico (EI) resistían este domingo a la alianza kurdo-árabe apoyada por Washington en Tabqa, una localidad clave en el camino hacia Raqa, principal feudo de la organización yihadista en Siria, según una oenegé.

Esos miembros del EI se atrincheraron en el norte de Tabqa, donde intentan impedir que las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) controlen el conjunto de esa localidad, situada a 55 km al oeste de Raqa.

"Varios yihadistas permanecen en los barrios de Wahda y Hurriya", explicó a la AFP Rami Abdel Rahman, director de la oenegé Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Según él, sólo quedan "decenas" de combatientes del EI, que lanzan breves ataques contra las FDS y colocan minas.

Esa alianza compuesta por combatientes kurdos y árabes sirios emprendió en noviembre una ofensiva hacia Raqa, con el apoyo aéreo y logístico de Washington, que le permitió adueñarse de extensas zonas en el norte de Siria.

Las FDS han conquistado cerca del 90% de Tabqa desde que lograron entrar en la ciudad, el 24 de abril.

Los soldados del EI resisten a la ofensiva en la localidad y también en la presa de Tabqa, situada en el curso del río Éufrates, al norte de la ciudad.

Un comandante de las FDS en Tabqa indicó este domingo a la AFP que los combates eran "violentos" en el norte de la ciudad. "La operación transcurre lentamente debido a la presencia de civiles que los yihadistas utilizan como escudos humanos (...), pero pronto podremos anunciar la liberación total de la ciudad", dijo.

La conquista de esa ciudad es clave para la alianza kurdo-árabe, ya que le permitiría cortar una vía de suministro a Raqa y controlar, además, la presa de Tabqa, la más grande de Siria.

AFP

 AFP internacional