Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un soldado sirio inspecciona un lugar recién arrebatado al grupo Estado Islámico en una zona montañosa próxima al pueblo de Janaser, en la provincia de Alepo, el pasado 2 de julio al norte de Siria

(afp_tickers)

Al menos 25 yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) murieron en una operación de comando aerotransportada del Ejército de Siria en el desierto de Al Badiya, en el centro del país, informó este domingo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El sábado, "25 miembros del EI murieron y otros fueron heridos en una operación comando de las fuerzas del régimen sirio con la ayuda de aviones y helicópteros militares rusos" en el noreste de la provincia de Homs (centro), dijo a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH:

En los combates murieron seis soldados sirios, indicó el OSDH, coincidiendo con fuentes locales.

La operación se llevó a cabo con éxito y permitió al Ejército sirio recuperar tres localidades en el desierto, indicó una fuente militar siria citada por la agencia oficial SANA.

El 6 de agosto pasado, las fuerzas gubernamentales conquistaron Al Sujna, última gran bastión del EI en la provincia de Homs, según el OSDH.

El Gobierno sirio y su aliado ruso confirmaron el sábado la conquista de esa ciudad estratégica. "La liberación de Al Sujna abre para las fuerzas gubernamentales la posibilidad de una ofensiva y quebrar el asedio de Deir Ezzor", una gran ciudad a orillas del Éufrates sitiada por el Estado Islámico, indicó un comunicado del ejército.

Al Sujna es en efecto uno de los tres ejes a partir de los cuales el ejército va a lanzar su ofensiva hacia la provincia petrolera de Deir Ezzor, situada al este de Homs y fronteriza con Irak.

Deir Ezor es la última provincia controlada casi totalmente por el EI en Siria. El Ejército sirio ya expulsó al EI de la provincia de Alepo (norte) y de la mayor parte de Homs.

Por otra parte, el EI también fue expulsado de la mayor parte de la provincia de Raqa por una alianza kurdo-árabe apoyada por Estados Unidos.

Deir Ezor "es un punto importante" que "marcaría en gran parte, por no decir completamente, el fin de la lucha contra el EI", declaró el domingo el ministro de Defensa ruso, Serguei Choigu, al canal de televisión Rossiïa-24.

AFP