Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos niños juegan con unas pistolas de juguete el 6 de julio de 2016 en una zona controlada por los rebeldes en la ciudad siria de Alepo

(afp_tickers)

El ejército sirio decretó el miércoles un alto el fuego de 72 horas en todo el país coincidiendo con la celebración del Eid al Fitr, un anuncio celebrado por Estados Unidos que quiere trabajar con Rusia para lograr una tregua permanente.

Pese al anuncio de esta tregua temporal, los barrios orientales de Alepo, la segunda ciudad siria, sufrieron nuevos bombardeos de artillería por la mañana, informaron un corresponsal de la AFP y la oenegé Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

"Un 'régimen de silencio' se aplica en todo el territorio de la República Árabe de Siria durante 72 horas a partir de las 01H00 del 6 de julio (22H00 GMT del 5 de julio)", informó un comunicado del ejército difundido por los medios oficiales.

Según una fuente de seguridad siria, la tregua solo concierne a los grupos rebeldes sirios, por lo que no incluye a las organizaciones yihadistas Estado Islámico (EI) y el Frente Al Nosra, filial siria de Al Qaida.

- 'Mejor que nada'-

Varios grupos rebeldes sirios declararon en un comunicado que respetarán la nueva tregua que coincide con Eid al Fitr, fiesta que marca el fin del mes de ayuno musulmán de ramadán, "siempre que esta sea respetada por el otro bando". Y subrayaron que "hasta ahora [el régimen] no la ha respetado, visto que en el día de hoy ha lanzado varios ataques".

Hasta ahora, todos los intentos de mantener las treguas entre los rebeldes y el régimen de forma duradera han fracasado, al igual que los esfuerzos para lograr una resolución pacífica del conflicto.

El 27 de febrero entró en vigor un cese de las hostilidades impulsado por Estados Unidos y Rusia en todo el país salvo en las regiones controladas por los yihadistas. Pero esa tregua fue violada en repetidas ocasiones por los beligerantes.

El secretario de Estado estadounidense John Kerry, celebró el anuncio del alto el fuego de este miércoles, señalando que su deseo de que "sea respetado por todas las partes".

"Estamos en discusiones con varias partes, entre ellas, Rusia, para extender" este alto el fuego, precisó. ¿Es suficiente [una tregua de] 72 horas? La respuesta es no. ¿Es mejor 72 horas que nada? La respuesta es sí".

El Kremlin informó en la tarde que el presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo estadounidense, Barack Obama, mantuvieron este miércoles una conversación telefónica en la que se mostraron dispuestos a "intensificar la coordinación" militar entre los dos países en Siria.

Según la Casa Blanca, el presidente Obama volvió a expresar sus "inquietudes" acerca del no respeto por el régimen sirio del cese de las hostilidades y pidió a Moscú que "presione" al régimen de Damasco para que respete sus compromisos.

- Nuevos bombardeos en Alepo -

Este nuevo cese de las hostilidades corre el riesgo de seguir el mismo camino que los anteriores.

Tras anunciar el inicio de la tregua, la artillería del ejército sirio siguió bombardeando, con menor intensidad, los barrios orientales bajo control rebelde de Alepo.

En el barrio de Al Mashad, murió un civil y varios resultaron heridos por disparos de artillería a la hora de la oración del Eid, según el OSDH.

"Desde por la mañana temprano, caían obuses en el barrio", aseguró Ahmad Nassif, un habitante. "Tenía previsto visitar a mi familia y amigos y sacar a mis hijos a jugar, pero hemos decidido quedarnos en casa por si vuelven los bombardeos".

"Espero que la situación se calme durante el Eid, no por mí, sino por los niños", añadió.

Por su parte, los insurgentes dispararon cohetes contra los barrios gubernamentales de la ciudad.

En Homs, la tercera ciudad de Siria, el presidente Bashar Al Asad asistió al rezo de Eid al Fitr, un desplazamiento inédito del jefe de Estado, que casi nunca aparece en público.

Mientras, en la capital Damasco, el ambiente tampoco era precisamente de optimismo: "No creo en esta tregua, las precedentes fueron violadas en muchas ocasiones", afirmaba Saad al-Sawwas, un técnico de sonido de 25 años.

Los analistas creen que la violencia no acabará en Siria mientras no haya esfuerzos reales para relanzar un proceso político.

La revuelta contra el régimen de Bashar Al Asad que empezó en 2011 se transformó en una guerra cruenta en la que hay implicados actores locales, regionales e internacionales, que ya ha dejado más de 280.000 muertos y ha obligado a millones de personas a huir del país.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP