Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El Arco del Triunfo y una vista parcial de la antigua ciudad de Palmira, el 14 de marzo de 2014 en este monumento histórico a 215 kilómetros al noreste de Damasco

(afp_tickers)

Los combates aumentaban este lunes alrededor de la antigua ciudad de Palmira entre el régimen sirio, que busca recuperar la ciudad, y el grupo Estado Islámico (EI), para el que esa posibilidad significaría la pérdida del desierto sirio y una amenaza para sus bastiones en la frontera con Irak.

Apoyado por la aviación rusa, el ejército inició el 7 marzo una batalla para reconquistar la ciudad inscrita por la Unesco en el Patrimonio de la Humanidad y capturada por el EI en mayo de 2015.

Desde su toma de control, el grupo extremista destruyó numerosos tesoros arqueológicos como el famoso Arco del Triunfo, los templos de Bêl y de Baalshamin o las torres funerarias símbolo del auge de esta ciudad en los primeros siglos de la era cristiana.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), el ejército avanza "lentamente", pese a los 800 bombardeos realizados por Rusia y el régimen en los alrededores. "Las tropas leales al régimen están ahora a 4 kilómetros al oeste de Palmira", conocida como la "perla del desierto sirio", afirmó a la AFP Rami Abdel Rahmane, director del OSDH, que dispone de una vasta red de fuentes en Siria.

- Batalla 'capital' -

Este lunes, el EI rechazó un ataque de las fuerzas del régimen al oeste de la ciudad, matando al menos 26 milicianos, según el Observatorio.

Según la agencia de prensa Aamaq, que tiene lazos con el EI, un kamikaze del EI se hizo explotar, matando a unos 30 milicianos favorables al régimen del presidente sirio Bashar al Asad.

Según Abdel Rahmane, "esta batalla es capital para el régimen pues le facilitará retomar el desierto sirio y llegar más al este en la frontera con Irak", controlada por los yihadistas del EI.

"El EI perderá automáticamente la 'badiya' (el desierto) que se extiende entre Palmira y la frontera iraquí, o sea una superficie de 30.000 km2", añade. Esto reduciría el territorio controlado por el EI en Siria a un 30% frente al 40% actual, según estimaciones del Observatorio.

Al perder Palmira, los combatientes del EI presentes en la frontera de Deir Ezzor, provincia siria fronteriza de Irak, serían igualmente forzados a replegarse hacia ese país vecino.

La batalla no está ganada todavía pues "el EI opone una resistencia feroz y asesta grandes pérdidas al régimen y sus aliados", explica a la AFP Thomas Pierret, especialista de Siria y del islam contemporáneo. "Teniendo en cuenta que la batalla se lleva a cabo en el desierto, las fuerzas leales están expuestas directamente ante el EI, sin verdadera protección. Y en los últimos días, los aviones del régimen no se han movido a causa de una tempestad de arena", precisó. Para el régimen, retomar esta ciudad que visitaban turistas del mundo entero antes de la guerra, sería algo muy simbólico, pues podrá mostrarse "como el protector de las ruinas antiguas de Palmira", según Pierret.

Las ruinas de Palmira eran visitadas por unas 150.000 personas al año antes del inicio en 2011 del conflicto en Siria. Los yihadistas consideran las estatuas o frescos que representan a hombres o animales como "idolatría" y ya destruyeron por esta razón varios tesoros arqueológicos en Irak y en Siria.

Aunque los bombardeos se concentran en los alrededores de Palmira, ataques violentos han alcanzado también a la ciudad, destruyendo muchas casas. Imágenes distribuidas por el Observatorio muestran presuntas destrucciones en la ciudad desde el inicio de la batalla.

Según Palmira News Network, red de militantes opuestos al régimen y al EI, "el régimen adopta la táctica de la tierra quemada y trata de avanzar por varios lados hacia la ciudad".

La red informa también que las pocas familias que se habían quedado en la ciudad huyeron de la violencia y se dirigieron hacia la frontera jordana más al sur. Muchos duermen sin ninguna protección al aire libre.

La guerra en Siria ha causado más de 270.000 muertos y obligado a la mitad de la población a huir.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP