Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Cuatro miembros de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), el 21 de febrero de 2017 en la localidad de Sabah al Jayr, a las afueras de Deir Ezzor, en el este de Siria, durante una operación para rodear al grupo EI en esta ciudad

(afp_tickers)

El ejército sirio entró este viernes por primera vez desde 2014 en la provincia oriental de Deir Ezzor, controlada en gran parte por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), según una ONG.

"El ejército sirio, con combatientes iraníes, libaneses e iraquíes, se adentró hoy ocho kilómetros en el interior de la provincia bordeando la frontera con Irak, gracias a un importante apoyo ruso", indicó el director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman.

Los yihadistas lograron expulsar al régimen de esa provincia rica en petróleo hace tres años y, desde enero de 2015, el grupo EI asedia el sector gubernamental de su capital homónima, situado en el oeste de la ciudad, donde viven 100.000 personas, según la ONU.

Los combatientes del grupo han intentado varias veces sin éxito conquistar el 40% de la ciudad en manos de las fuerzas gubernamentales, así como el aeropuerto.

Para romper el cerco impuesto a sus tropas en la ciudad de Deir Ezzor, el ejército avanza siguiendo tres ejes distintos: desde Palmira, al suroeste; desde la provincia de Raqa, al oeste, y desde la frontera iraquí, al sureste.

A unos 140 kilómetros de ahí, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza kurdo-árabe apoyada por la coalición internacional dirigida por Estados Unidos, intentan tomar Raqa, el bastión del grupo EI en Siria.

AFP