Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos miembros del ejército sirio posan cerca de la ciudadela de Palmira, Siria, el 26 de marzo de 2016

(afp_tickers)

Las fuerzas del régimen sirio se enfrentaban este martes en violentos combates contra el grupo Estado Islámico (EI) en el centro de Siria, donde asestaron un duro golpe a los yihadistas al recuperar la ciudad de Palmira.

Dos días después de la toma de Palmira, los combatientes del régimen avanzaban hacia el suroeste, acercándose a la localidad de Al Qaryatain, en manos de los yihadistas, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH). Durante la noche, ocuparon varias colinas que dominan la ciudad y se enfrentaron a los militantes del EI por la tarde, según el OSDH. Según esta organización, con base en Gran Bretaña, las tropas del régimen contaban con el apoyo "fuerte" de ataques aéreos sirios y rusos.

La agencia gubernamental Sana informó de que el ejército, ayudado por la milicia progubernamental, tomó la zona rural al sur de Al Qaryatain mientras se acercaba a la ciudad.

El grupo EI conquistó Al Qaryatain en agosto de 2015 y secuestró al menos a 230 personas, entre ellos docenas de cristianos. También destrozó su famoso monasterio de Mar Elian.

La ciudad se encuentra cerca de la principal carretera que une Palmira con la región de Qalamun, en la provincia de Damasco, hacia el oeste.

La toma el domingo de Palmira, conocida como la 'Perla del desierto' por sus imponentes templos, se considera el golpe más importante contra el grupo yihadista en Siria.

El ministro de Defensa sirio, Fahed Jasem Al Freij, dijo este martes que las fuerzas del ejército continuarían sus ofensivas contra el EI hasta asegurar "la victoria final" contra los yihadistas, agregó Sana. "Traer la seguridad y la estabilidad a Palmira es un paso esencial hacia la victoria final contra el terrorismo takfiri (extremistas musulmanes suníes)", dijo Freij a su homólogo iraní, Hossein Dehghan.

Además de Al Qaryatayn, las tropas del régimen quieren retomar Sokhne, ciudad al este de Palmira, donde se atrincheraron los yihadistas, según una fuente militar. Con Sokhne bajo control, el régimen se acercaría a las puertas de la provincia petrolera de Deir Ezzor (este), mayoritariamente en manos del EI. Si ocupara Al Kum, al norte de Palmira, el ejército sirio llegaría a las puertas de Raqa, principal feudo del grupo yihadista.

- Desminar Palmira -

En Palmira, los barrios residenciales parecían una ciudad fantasma. La mayoría de sus habitantes habían huido antes de que el ejército llegara. Este martes todavía no habían vuelto, según el OSDH.

El EI destruyó dos de las joyas de la ciudad antigua de Palmira, los templos de Bel y Baalshamin, así como el Arco de Triunfo, algunas torres funerarias y el León de Al Lat.

El responsable de Antigüedades y Museos de Siria, Maamun Abdelkarim, afirmó que se necesitarían cinco años para rehabilitar los monumentos destruidos o dañados por el EI. Una experta de la UNESCO expresó sin embargo sus dudas en la capacidad de restaurar el sitio.

Las fuerzas del régimen desactivaban las minas y bombas dejadas por los yihadistas. Un primer grupo de especialistas rusos en desminar, equipados con detectores de minas y radares, con perros, se desplazó este martes por la mañana a Palmira, según un medio ruso.

Moscú inició su apoyo aéreo a las tropas del presidente, Bashar al Asad, en septiembre, con bombardeos dirigidos contra objetivos "terroristas". En marzo, sin embargo, anunció una retirada parcial de sus fuerzas, aunque advirtió de que continuaría luchando contra el EI y otros grupos yihadistas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP