Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Sirios desplazados de la provincia de Deir Ezzor y de Raqa, controlados por el grupo yihadista Estado Islámico, en junio pasado

(afp_tickers)

El ejército sirio gana terreno en el norte y el centro del país y se acerca a la importante provincia de Deir Ezzor (este) controlada en gran parte por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), informó este domingo el OSDH.

Los avances fueron "significativos" al sur de la ciudad de Raqa (norte), precisó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), agregando que sólo 4 kilómetros separan a las fuerzas del régimen de la ciudad de Madan, la última controlada por el grupo EI en los alrededores de Raqa.

Madan se encuentra casi en la frontera de las provincias de Raqa y Deir Ezzor.

La provincia de Deir Ezzor está controlada casi en su totalidad por el grupo EI, con la excepción de una franja de la capital provincial del mismo nombre en donde civiles y tropas leales a Damasco están sitiados desde 2015.

La ofensiva del ejército sirio al sur de Raqa en dirección de Deir Ezzor es diferente de la que llevan a cabo los combatientes kurdos y árabes respaldados por Washington para expulsar a los yihadistas de esa ciudad considerada como el bastión sirio del Estado Islámico. Los yihadistas habrían perdido el control de la mitad de la ciudad.

Por otra parte, el régimen de Bashar al Asad, con el apoyo de Rusia, tomó durante la noche del sábado Al Sujna, última localidad en manos del grupo EI en la provincia central de Homs.

Esta conquista abre a las fuerzas de Damasco un nuevo eje para avanzar hacia la provincia de Deir Ezzor.

La toma de Al Sujna no fue de momento confirmada por el Gobierno sirio.

Se inscribe en el marco de una ofensiva lanzada en mayo por las tropas del régimen para retomar la importante región desértica que se extiende entre Damasco y Deir Ezzor.

Según el OSDH al menos 64 combatientes yihadistas murieron el sábado en la región desértica en combates y ataques aéreos, de los cuales 30 en Al Sujna.

El grupo EI, que perdió el mes pasado su bastión de Mosul en Irak, hace frente en Siria a múltiples ofensivas.

El conflicto en Siria, que comenzó después de la represión de manifestaciones en 2011 y que opuso en un primer momento a las fuerzas del régimen y rebeldes armados, se volvió más complejo con el tiempo. Varios actores regionales y potencias extranjeras apoyan a Damasco o a la oposición y combaten además a los grupos yihadistas que se implantaron en el terreno.

Más de 330.000 personas murieron desde que comenzó el conflicto y millones están desplazadas o refugiados en el extranjero.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP