Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una ambulancia de la Media Luna Roja siria entra el 28 de enero de 2017 en la estación de bombeo de Ain al Fijé, a unos 15 kilómetros de Damasco, para evacuar a los heridos después de que las fuerzas gubernamentales tomaran el control

(afp_tickers)

El ejército sirio tomó el control este sábado de una estación de bombeo vital para el abastecimiento de agua potable a Damasco, privada del suministro hace más de un mes, anunció la televisión gubernamental.

Después de intensos combates que se prolongaron semanas, las tropas leales al presidente Bashar al Asad ingresaron en la estación de bombeo de Ain al Fijé, donde se encuentra el principal pozo de agua que abastece a la capital, a 15 kilómetros al sureste del sitio.

"El ejército izó la bandera siria sobre la instalación", indicó la cadena de televisión gubernamental sin dar mayores detalles.

Las tropas del Gobierno lanzaron una ofensiva para arrebatar a los rebeldes la fuente el 20 de diciembre. Dos días después, fue cortada el suministro de agua hacia la capital.

El director del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahmane, confirmó que, según sus fuentes en el terreno, decenas de miembros de las fuerzas gubernamentales ingresaron en la instalación de bombeo.

Las Naciones Unidas habían calificado como "crimen de guerra" la privación en el suministro de agua potable a la que estaban sometidos los cinco millones y medios de habitantes de Damasco.

AFP