Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente electo argentino Mauricio Macri después de reunirse con la mandataria Cristina Fernández de Kirchner el 24 de noviembre de 2015 en Olivos, provincia de Buenos Aires

(afp_tickers)

El presidente electo de Argentina Mauricio Macri, defensor del libre mercado, está revelando a cuenta gotas los nombres de su gabinete económico, la mayoría proveniente del sector privado como Alfonso Prat-Gay, exdirectivo del banco J.P Morgan, que será ministro de Hacienda, informó la prensa local.

Como máxima autoridad del Banco Central, Macri propuso a Federico Sturzenegger, diputado, expresidente del Banco Ciudad, preparado en la prestigiosa universidad de Boston MIT, y jefe de la petrolera YPF cuando estaba en manos de capitales españoles, hoy estatizada.

El escollo para la designación en el Banco Central de Argentina es que el actual presidente de la entidad, Alejandro Vanoli, aliado de la presidenta Cristina Kirchner, fue nombrado para una gestión que se extiende hasta 2019, y para removerlo tienen que hacerlo a través del Senado, controlado por el oficialismo.

Juan José Aranguren, presidente hasta principios de este año de la petrolera británico-holandesa Shell Argentina, es quien suena más fuerte para ocupar la cartera de Energía, según la prensa argentina que cita fuentes de la alianza de centroderecha Cambiemos que llevó a Macri al poder.

La cartera de Finanzas estaría ocupada por Luis Caputo, con prestigiosa trayectoria en Wall Street y exejecutivo del Deutsche Bank en Nueva York y en Buenos Aires.

Como coordinador del gabinete económico que plantea Macri, con seis integrantes, estaría Gustavo Lopetegui, actual presidente de la aerolínea LAN Argentina, eventual enlace entre la Jefatura de Gabinete y la nueva estructura económica, indicó el diario La Nación.

Algunos de estos nombres fueron revelados a los medios por Francisco Cabrera, designado como encargado de Producción -parte del área económica-, que empezó su carrera en la multinacional Hewlett Packard y siguió en holding financieros, entre ellos HSBC, fondos de pensiones privados, hasta director ejecutivo del diario La Nación.

Entre los otros nombramientos, se destacó la designación de Susana Malcorra, jefa de gabinete del secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, como la canciller del próximo gobierno argentino.

Malcorra, de 61 años, se integró a la ONU en 2004 tras 25 años en la actividad privada, en empresas líderes como IBM y Telecom Argentina. Fue la primera mujer que estudió Ingeniería Eléctrica en la estatal Universidad de Rosario.

Rogelio Frigerio, un economista con amplia trayectoria en instituciones financieras públicas, y que busca un alto perfil político, fue designado ministro de Interior.

La mayoría de los integrantes del gabinete económico, varios entre los 45 y 50 años, estudiaron en universidades privadas argentinas y continuaron con especializaciones en prestigiosas universidades de Estados Unidos.

Macri, ingeniero de 56 años, ganó el domingo el balotaje presidencial contra el peronista de centro Daniel Scioli por un ajustado 51,4% a 48,6% de los votos.

Su victoria supone un cambio político radical en la tercera economía de América Latina, desde hace 12 años bajo gobiernos de centroizquierda que presidieron Néstor Kirchner (2003-2007) y luego su esposa Cristina Kirchner, que impulsaron un fuerte papel del estado.

AFP