Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente ejecutivo de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, anuncia los resultados anuales del banco el 1 de febrero de 2016 en Madrid

(afp_tickers)

El cuarto banco de España, Bankia, anunció este lunes un beneficio neto en 2017 de 816 millones de euros (1.010 millones de dólares), en alza de 1,4% respecto al año anterior, jactándose de haber aumentado su número de clientes.

Si se tiene en cuenta la fusión con otra entidad pública española, el Banco Mare Nostrum (BNM), el beneficio se vio en cambio reducido a 505 millones, en baja de 37,3% respecto a 2016. Y es que los elevados costes de la fusión se tradujeron en una pérdida de 235 millones de euros en el cuarto trimestre del año.

El dato no sentó bien en la bolsa de Madrid, donde la acción de Bankia terminó la sesión con una pérdida del 4,31%, en 4,20 euros.

Bankia es propiedad al 61% del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) español, creado en 2009 por el gobierno español a raíz de la crisis financiera.

"2017 ha sido un ejercicio muy importante para Bankia porque hemos terminado el plan de reestructuración, hemos ejecutado la fusión con BMN y hemos avanzado en el proceso de privatización", afirmó el presidente del grupo, José Ignacio Goirigolzarri, celebrando su "dinamismo comercial".

El banco afirma haber aumentado en 158.000 personas su base de clientes en 2017.

También incrementó su tasa de fondos propios duros, que mide su solidez financiera ("CET1 fully loaded") a 12,33%. Y redujo su porcentaje de créditos dudosos a 8,5%, frente a 9,8% a finales de 2016.

Bankia se había resentido el año pasado de la depreciación de los títulos de la SAREB, estructura encargada de liquidar los activos inmobiliarios tóxicos de los bancos españoles que recibieron ayudas públicas en el marco del rescate bancario acordado en 2012 por la Unión Europea.

El Estado español aplazó hasta 2019 la privatización total de la entidad, con la esperanza de que aumente su valor bursátil y pueda así recuperar más capital.

Bankia, nacida en 2010 de la fusión de varias cajas de ahorros en dificultades, es objeto de múltiples escándalos en España. El principal de ellos concierne su salida a bolsa en julio de 2011, que se sospecha fue fraudulenta.

La operación arruinó a cientos de miles de pequeños accionistas. Bankia fue salvada por la nacionalización y los fondos europeos.

El rescate de Bankia requirió más de 22.000 millones de euros de dinero público en 2012, es decir la mitad del plan de ayuda europeo acordado a la banca española.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP