Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ex primer ministro israelí Ehud Olmert (I) sale de la prisión de Maasyahu, el 2 de julio de 2017 en Ramla

(afp_tickers)

El ex primer ministro israelí Ehud Olmert fue liberado este domingo tras una reducción de pena, un año y cuatro meses después de ingresar en la cárcel por escándalos de corrupción que empañaron su imagen de dirigente veterano.

Primer ministro entre 2006 y 2009, Ehud Olmert, de 71 años, obtuvo el dudoso privilegio de convertirse en el primer ex jefe de Gobierno en estar encarcelado en su país. Condenado a 27 meses de prisión, obtuvo una reducción de pena.

Olmert salió por una puerta trasera de la penitenciaría de Maasiyahu cerca de Tel Aviv y parecía cansado. Subió rápidamente a un automóvil que lo condujo a un destino desconocido.

Según los medios, unos agentes del servicio de protección de las personalidades oficiales lo condujeron a su domicilio en Tel Aviv, donde lo esperaban su familia y amigos.

Los escándalos financieros mandaron a la cárcel a este antiguo abogado de negocios, que había concitado frecuentes sospechas por su forma de ejercer el poder. Gran amante de los puros, de la buena comida y los viajes en avión, su hedonismo le acabó pasando factura.

La pena correspondía a 18 meses de prisión por recibir sobornos en el marco de un enorme proyecto inmobiliario en Jerusalén, Holyland, cuando era alcalde de la ciudad (1993-2003); otros ocho meses por fraude y corrupción y un mes por obstrucción a la justicia.

La liberación de Olmert conlleva una serie de condiciones. El ex primer ministro deberá hacer dos visitas de control ante la policía cada mes y no podrá viajar al extranjero, según los medios locales.

Para eliminar esas restricciones, deberá presentar una solicitud al presidente Reuven Rivlin. La ministra de Justicia Ayelet Shaked afirmó a la radio militar que es favorable a semejante amnistía.

- Caída -

Antes de sus peripecias judiciales, todo parecía sonreírle a Ehud Olmert. Durante mucho tiempo fue una figura de la derecha nacionalista, en el seno del Likud, partido con el que rompió en 2005 para formar Kadima, una formación de centro-derecha con posturas más moderadas.

En marzo de 2006 ganó las elecciones con un programa que preveía desmantelar decenas de colonias y retirar al ejército israelí de la mayor parte de Cisjordania.

El plan no pudo llevarse a cabo a raíz de la guerra librada contra la organización chiita Hezbolá. Hoy en día, los israelíes siguen atribuyéndole los fallos de aquella guerra.

La caída de Olmert comenzó en el verano de 2008 cuando, debilitado por acusaciones de corrupción, se vio obligado a dimitir como primer ministro, aunque siguió ejerciendo sus funciones hasta marzo de 2009, cuando Benjamin Netanyahu, el dirigente del Likud, asumió como primer ministro.

Olmert fue el último jefe de Gobierno que participó en negociaciones con los palestinos para alcanzar un acuerdo de paz, que resultaron infructuosas.

La decisión de liberarlo llega unos días después de que fuera hospitalizado, el 20 de junio, por dolores en el pecho. Las pruebas médicas mostraron que estaba en buen estado de salud.

- Nuevas investigaciones -

A pesar de su liberación anticipada, Olmert aún podría enfrentarse a otras investigaciones penales.

Olmert está envuelto en una polémica desde que, a mediados de junio, la policía llevó a cabo un registro ordenado por la fiscalía en las oficinas de su editorial para incautarse de los manuscritos de las memorias que está escribiendo.

La policía confiscó los documentos en las oficinas de Yediot Books, que pertenece al diario de gran tirada Yediot Aharonot, considerado crítico con el primer ministro Netanyahu.

El Ministerio de Justicia indicó que algunos fragmentos de las memorias podrían contener informaciones clasificadas "susceptibles de atentar gravemente contra la seguridad del Estado".

Según el diario Yediot Aharonot, durante el registro la policía se incautó también del manuscrito de un libro que el periodista Ben Caspit, fuerte crítico de Netanyahu, está preparando sobre el ex ministro de Defensa Moshé Yalon, adversario político del primer ministro israelí.

La investigación está en curso y la fiscalía debe anunciar próximamente si Olmert será investigado en este caso.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP