Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El general Ghasem Suleimani, jefe de operaciones exteriores de los Guardianes de la Revolución, en una ceremonia en Teherán para conmemorar el aniversario de la muerte de Fátima, hija de Mahoma, en una imagen difundida el 27 de marzo de 2015

(afp_tickers)

El general iraní Ghasem Suleimani, jefe de operaciones exteriores de los Guardianes de la Revolución, está gravemente herido, afirmó este domingo el Consejo Nacional de la Resistencia Iraní, una organización de la oposición en el exilio en Francia.

Esta semana, el director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman, dijo a la AFP que el general había sido herido levemente en los combates en Alepo (norte), confirmando un dato de una fuente militar en el terreno.

Según las informaciones provenientes del "interior del cuerpo de los Guardianes de la Revolución", el oficial "fue gravemente herido en la cabeza por metralla de obuses en el sur de Alepo, hace dos semanas, señaló la organización desde París, que en 2002 reveló la existencia del programa nuclear iraní. "El vehículo de Ghasem Suleimani, que se encontraba en el lugar para supervisar una de las operaciones de los Guardianes de la Revolución y de las fuerzas paramilitares bajo su mando fue golpeado por el Ejercito Libre de Siria, hiriendo a Suleimani", señaló el organismo en un comunicado.

El militar fue transferido a Damasco en un helicóptero y repatriado a Teherán, donde fue admitido en el Hospital Baqiyatolá de los Guardianes de la Revolución. "A día de hoy ha sufrido al menos dos importantes intervenciones quirúrgicas", asegura la organización, que afirma que su estado es "muy grave" y que tiene prohibidas las visitas.

En reacción a las informaciones difundidas, el portavoz de los Guardianes de la Revolución, el general Rameza Sharif, afirmó esta semana que el general Suleimani estaba "en perfecta salud y lleno de energía". "Ayuda a la resistencia islámica en Siria y en Irak", precisó, citado por SephaNews, la página oficial de los Guardianes.

Irán no envía oficialmente soldados a Siria, sino "consejeros" miembros de los Guardianes de la Revolución que dirigen a milicianos chiitas de Hezbolá y a "voluntarios" iraníes, iraquíes y afganos.

AFP