El exlíder del partido FPO, la extrema derecha austriaca, Heinz-Christian Strache, que dirigió la formación durante 14 años hasta su dimisión el pasado mayo por un escándalo de corrupción, anunció este martes que se retira de la vida política para no perjudicar a su partido.

Su decisión se produce después de la estrepitosa derrota del FPO en las legislativas del domingo en las que obtuvo un 16% de los votos, diez puntos menos que en 2017, cuando los comicios propulsaron al poder a la extrema derecha con la derecha de Sebastian Kurz.

Strache, de 50 años, podría dejar también de ser miembro del partido mientras es investigado.

El político fue filmado en 2017 con una cámara oculta en la isla española de Ibiza, mientas proponía negocios en el sector público a una mujer que se hacía pasar por la nieta de un oligarca ruso. Strache tuvo que dimitir en mayo de todos sus cargos, incluido el de vicecanciller de Kurz.

El llamado "Ibizagate" hundió a todo el gobierno y hubo que convocar elecciones anticipadas, que se celebraron el pasado domingo.

Strache también es sospechoso de haber usado dinero público para gastos personales, informaciones divulgadas poco antes de las elecciones que deben ser investigadas y que sin duda ahondaron su derrota el domingo.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes