Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro saliente de Bulgaria Boiko Borisov en rueda de prensa en Lisboa, el 4 de junio de 2012

(afp_tickers)

El partido conservador del primer ministro saliente Boiko Borisov se encuentra a la cabeza este domingo en las elecciones legislativas de Bulgaria, superando a los socialistas partidarios del acercamiento con Rusia, según los sondeos realizados a pie de urna.

Estas encuestas le atribuyen al partido Gerb (conservador) un total del 32% de los sufragios, contra 28% de los socialistas (PSB), lo que abriría la vía a un tercer mandato de Borissov en el marco de una coalición con formaciones políticas más pequeñas.

El exprimer ministro, pro occidental y europeísta, había renunciado en noviembre dos años antes del fin de su mandato tras su fracaso en la presidencial frente al candidato socialista.

Boiko Borisov deberá tratar de formar gobierno mediante alianzas con pequeños partidos nacionalistas, reagrupados bajo la etiqueta "Patriotas Unidos". Esta alianza, según los sondeos, estaría en pugna por el tercer lugar con la agrupación MDL, que representa la minoría de origen turco.

Con la victoria de Gerb "el consenso proccidental queda preservado" dijo Parvan Simeonov, del Instituto Gallup, a la cadena televisiva estatal BNT.

Ognyan Minchev, director del Instituto de Estudios Internacionales de Sofía había advertido que una victoria del PSB [Partido Socialista], podía inclinar a Bulgaria hacia "una política abiertamente prorrusa. Si el Gerb regresa al poder, mantendrá el equilibrio entre occidente y Rusia que tiene importantes intereses en los Balcanes".

Los temas internacionales dominaron la campaña de las legislativas, las terceras en cuatro años, aunque la corrupción endémica y el bajo nivel de vida siguen siendo la prioridad de los electores del país más pobre de la Unión Europea (UE).

Monika Nikolova, una electora de 47 años, fue a votar en Sofía con la esperanza de que Bulgaria "se comprometa en una vía reformista y contra la corrupción".

- "Pocas esperanzas"-

Los socialistas, herederos de los comunistas de antes de la caída del telón de acero, esperaban aprovechar el impulso que les dio la conquista de la presidencia en noviembre de 2016 por parte de su candidato, el exjefe de la Fuerza Aérea, Roumen Radev.

Al igual que el jefe de Estado, la presidenta del PSB es favorable a levantar las sanciones impuestas por la UE a Rusia y mantener una cooperación reforzada con Moscú.

Borisov, que aboga por relaciones "pragmáticas" con Moscú, en particular en los importante proyectos energéticos comunes, defiende alinearse con las posiciones de la UE y la OTAN.

Las legislativas de este domingo, a una sola vuelta, estuvieron marcadas por la fragmentación de la oferta política. La ley obliga a obtener un mínimo de 4% de los votos para entrar en el Parlamento.

Varias nuevas formaciones se presentaron como reformistas frente a los partidos tradicionales, acusados de favorecer un sistema oligárquico, mezclando intereses públicos y privados.

Alexandre Naydenov, de 35 años, un empleado del sector informático, en pleno auge, votó por uno de estos nuevos partidos "para que puedan equilibrar a los grandes, completamente desconectados de la realidad", aunque asegura tener "pocas esperanzas".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP