Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un empleado de Rolls Royce comprueba el motor de un avión en el centro de pruebas de Blankenfelde, en Alemania, el 11 de junio de 2015

(afp_tickers)

Rolls-Royce Holdings, el segundo fabricante de motores para aviones más importante del mundo, registró en 2016 pérdidas netas de 4.000 millones de libras (unos 5.000 millones de dólares) por el cambio desfavorable de la divisa británica y el pago de una multa por un caso de corrupción.

Las cuentas, anunciadas por el grupo en un comunicado, sufrieron el año pasado por la devaluación de la moneda consecutiva al Brexit, un impacto valorado en 4.400 millones de libras.

Además, en enero la compañía tuvo que pagar 671 millones de libras en un caso por sospechas de corrupción, investigado por la oficina británica antifraude y por las autoridades de Brasil y Estados Unidos.

Rolls-Royce Holdings, una empresa distinta del conocido constructor de coches de lujo, fabrica motores para los aviones Airbus y Boeing, e indicó que estaba haciendo un esfuerzo de reducción de costes, aunque sólo espera una "modesta" mejora de su rendimiento en 2017.

Las pérdidas récord de 2016 llegan tras varios años marcados por la débil demanda en el mercado de motores para aviones y barcos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP