Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos refugiados afganos esperan para actualizar sus datos familiares el 26 de enero de 2017 en un Centro de Verificación de ACNUR en Chamkani, a las afueras de la ciudad paquistaní de Peshawar

(afp_tickers)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) exhortó a redoblar la ayuda financiera y humanitaria a Afganistán, un país en guerra y en crisis, para que pueda hacer frente al retorno masivo de los refugiados.

"Más de 700.000 refugiados afganos, segundo grupo más importante después de los sirios", volvieron a Afganistán en 2016 provenientes de Pakistán, Irán y Europa, indica un informe del FMI, que precisó que los "retornos no son siempre voluntarios".

"Según los analistas, 2,5 millones de refugiados deben retornar en los próximos 18 meses", indicó el informe.

Esa afluencia de refugiados "afecta seriamente a la capacidad de absorción del gobierno en un entorno difícil, marcado por un desempleo elevado y numerosos desplazamientos de poblaciones causados por décadas de conflicto", agregó.

"En momentos en que el gobierno afgano trabaja en un plan estratégico para reforzar la coordinación, la comunidad internacional debe aportarle un apoyo financiero y humanitario para evitar una crisis y una nueva degradación de las condiciones sociales y de seguridad", concluyó el informe del FMI.

Las proyecciones indican que, en total, la población afgana aumentará 10%, indicó el informe.

El informe del FMI confirma la preocupación de Naciones Unidas en Kabul, que reclama 550 millones de dólares de ayuda internacional para satisfacer las necesidades más urgentes de un tercio de la población, casi 10 millones de personas.

AFP