Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Christine Lagarde, directora ejecutiva del FMI, junto al gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, el 16 de abril de 2016 en Washington

(afp_tickers)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció este viernes la aprobación de una nueva línea de crédito flexible para México, por unos 88.000 millones de dólares, anticipando riesgos externos y volatilidad financiera para la economía del país.

Este nuevo acuerdo, que substituye uno similar que estaba vigente desde 2009, representa un aumento de alrededor de 31% con relación al valor de la línea flexible anterior, explicó una alta fuente del FMI que pidió el anonimato.

Explicó que el incremento en el volumen disponible fue solicitado por las autoridades económicas mexicanas debido a "preocupaciones ante la constatación de un aumento en los riesgos externos y en la volatilidad financiera y los mercados emergentes".

Aunque México, dijo la fuente, "ha sido afectado relativamente poco por este ambiente externo negativo, expresaron preocupación de que por ser una economía altamente abierta, si no controlamos la volatilidad, pueda ser afectada en el futuro".

En una nota oficial, el FMI puntualizó que "las autoridades mexicanas manifestaron su intención de asignar al acuerdo un carácter precautorio".

Estas líneas de crédito flexible (LCF) están "diseñadas para la prevención de crisis ya que ofrecen la flexibilidad para utilizar la línea de crédito en cualquier momento" y sus desembolsos "no son escalonados ni condicionados al cumplimiento de metas económicas", informó el FMI.

Además de México, solamente Colombia y Polonia disponen de estas LCF con el FMI.

El Subdirector Gerente del Fondo, David Lipton, destacó las políticas macroeconómicas mexicanas, que definió como "muy fuertes", según la entidad, con sede en Washington.

Sin embargo, Lipton señaló también que "los lazos del país con la economía global exponen a México a riesgos externos".

Por ello este nuevo acuerdo proporcionará a las autoridades mexicanas "un seguro contra riesgos externos mayores" así como una herramienta para "apuntalar la confianza de los mercados, añadió.

El pasado viernes, México reajustó a la baja su perspectiva de crecimiento para este año, estimado ahora en un rango de entre 2,2% y 3,2%, de acuerdo con el ministerio de Hacienda.

Hasta la semana pasada, el país estimaba su crecimiento en 2016 año entre 2,6% y 3,6%.

De su lado, el FMI prevé un crecimiento de 2,4% en 2016.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP