Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Brasil, Michel Temer, el 31 de enero de 2018 en Brasilia

(afp_tickers)

El FMI estimó el martes que la economía brasileña, la mayor de América Latina, crecerá un 2,3% este año y 2,5% en 2019, impulsada por un rebote del consumo y de la inversión tras una severa recesión.

En ambos casos, la estimación representa una mejora de 0,4 puntos porcentuales respecto a la de enero.

"Siguiendo la profunda recesión del ciclo 2015-2016, la economía brasileña volvió a crecer en 2017 (1%) y se espera que mejore un 2,3% en 2018 y un 2,5% en 2019 de la mano del consumo privado y de la inversión", señaló el Fondo Monetario Internacional en su último reporte.

"La expansión a mediano plazo se moderaría al 2,2%, presionada por el envejecimiento de la población y un estancamiento de la productividad", añadió.

La previsión para el gigante sudamericano supera al 2% previsto para América Latina este año, pero es 0,3 puntos porcentuales inferior al 2,8% que calcula para 2019.

A nivel global, el organismo estimó un crecimiento de 3,9% tanto para este año como para el siguiente.

A apenas seis meses de unas elecciones que se anticipan como las más turbulentas desde la redemocratización de 1985, el FMI subrayó riesgos para la economía en el actual ambiente político.

"La incertidumbre política aumentó los riesgos para implementar reformas o la posibilidad de reorientar las agendas", dijo el FMI, en un párrafo donde también menciona a México y a Colombia, ambos con comicios este año.

Brasil enfrenta un proceso electoral que tiene una gran cantidad de candidatos que no llegan al 10% de intención de voto y que tiene al líder en los sondeos preso por corrupción: el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), que cumple una pena de más de 12 años de cárcel, pero busca recuperar su libertad.

En el capítulo del desempleo, el fondo dijo que la tasa de Brasil continuará elevada: 11,6% en 2018 y 10,5% en 2019, aunque en declive respecto del 12,8% que registró el año pasado.

Asimismo, destacó la baja de la inflación, que actualmente está en 2,68% en la medición a doce meses y la flexibilización de la política monetaria que permitió llevar la tasa de referencia al 6,5% desde 14,25% que tenía en octubre de 2016.

No obstante, el FMI dijo que aún son necesarios "más recortes" para alcanzar las metas fijadas de déficit primario.

"En Brasil, la reforma del sistema de previsión social sigue siendo una prioridad para asegurar que el gasto esté en sintonía con la norma constitucional que garantiza la sustentabilidad fiscal", agregó.

Y también recomendó al país reducir las barreras arancelarias y no arancelarias para mejorar la eficiencia, aumentar la productividad e incrementar el atractivo de su programa de concesiones.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP