Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Brasil Michel Temer el 4 de septiembre de 2016 en Hangzhou al margen de una cumbre de líderes del G20

(afp_tickers)

La economía de Brasil muestra algunas señales de estar saliendo de la recesión, aunque ello dependerá de la velocidad de las reformas y el desempeño de China, estimó el Fondo Monetario Internacional en un informe divulgado este jueves.

"Hay señales provisionales de que la recesión está llegando a su fin", concluyó un informe de los técnicos del Fondo que realizaron una visita al país suramericano en el marco del Artículo IV.

El organismo de las finanzas mundiales mantiene sus previsiones para Brasil de una caída de 3,3% este año y rebote de medio punto en 2017.

La proyección está basada en la presunción de que el ajuste del gasto fiscal y las reformas del sistema de seguridad social sean aprobados "en un tiempo razonable", y de que se reduzca la "inestabilidad" en un país que atravesó por la destitución de una presidenta y cuya clase política está sumergida en un escándalo de corrupción que salpica al nuevo gobierno.

Pero además el peso de la deuda de las corporaciones y una elevada tasa de desempleo impiden una recuperación más rápida, indicó el FMI.

El Fondo publicó el informe menos de una semana antes de su reunión anual en Washington, durante la cual deberá publicar sus estimaciones actualizadas sobre la economía brasileña y mundial.

Su directora gerente, Christine Lagarde, inscribió las señales de mejora en Brasil como razones para ser optimistas sobre el panorama mundial, en un discurso el miércoles en la Universidad Northwestern, cerca de Chicago.

El FMI advirtió que algunos riesgos perduran, entre ellos la posibilidad de que el nuevo gobierno del presidente conservador Michel Temer no logre hacer aprobar rápidamente en el Congreso su paquete de reformas.

"Si las principales reformas son diluidas o postergadas en el Congreso, el impulso a la confianza será corto y la recesión puede continuar", según el organismo.

Igualmente, una extensión del lento crecimiento de China -actualmente el primer socio comercial del gigante sudamericano- y una mayor caída de los precios de las materias primas pueden afectar la recuperación.

El Fondo recomienda implementar también reformas estructurales para liberalizar la economía, como reducción de tarifas y "buscar negociaciones de libre comercio fuera de Mercosur".

El reporte del FMI sugiere vientos de cambio para Brasil, que navega una recesión desde el segundo trimestre del año pasado y marcha hacia su peor ciclo en casi un siglo.

Con el desempleo en niveles récord y una persistente inflación, este año terminará con un rojo fiscal superior a los 53.000 millones de dólares.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP