Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El logo del Fondo Monetario Internacional (FMI), el 30 de junio de 2015 en su sede, en Washington

(afp_tickers)

El FMI elevó este jueves de 0,2% a 0,3% su previsión de crecimiento del PIB de Brasil para este año pero rebajó la de 2018 y alertó que la crisis política "arroja una sombra" sobre la economía.

"El crecimiento es proyectado en 0,3% en 2017 y 1,3% en 2018", señaló el FMI tras una misión del organismo que revisó la economía brasileña. En abril la entidad había estimado que el gigante sudamericano crecería 0,2% este año y 1,7% en 2018.

"La profunda recesión de Brasil parece estar cerca del fin" dice el informe del comité ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI). "Indicadores recientes sugieren que la economía de Brasil se aproxima a un punto de giro", añadió.

Sin embargo, alertó que "el crecimiento reciente de las incertezas políticas arroja una sombra sobre las previsiones".

En la visión del FMI, "la inestabilidad política y el contagio de las investigaciones sobre corrupción son las mayores fuentes de riesgo que pueden amenazar la agenda de reformas y la recuperación" de la economía brasileña.

Brasil experimentó un fuerte retroceso de 3,8% de su Producto Interno Bruto (PIB) en 2015 y en 2016 la caída fue de 3,6%, en una secuencia de dos años de recesión que constituyen los peores resultados de la serie histórica iniciada en 1948.

A mediados de mayo, el economista jefe del FMI para América Latina, Alejandro Werner, había apuntado que en ese momento era aún "prematuro" para evaluar el impacto de la crisis política.

En la última asamblea semestral del Banco Mundial y el FMI, realizada en abril en Washington, la directora gerente de la entidad, Christine Lagarde, había expresado su confianza de que la economía brasileña estaba ensayando una recuperación.

"Gracias a medidas que fueron anunciadas, y algunas de ellas ya aplicadas, parece que la economía de Brasil ha hecho la curva, y mejorará en 2017 y en 2018", había dicho Lagarde en la capital estadounidense.

AFP