Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Trumpo viajará a Davos pocos días después de cumplir su primer año en la Casa Blanca, respaldado por buenos resultados económicos y la euforia de Wall Street, pero afectado por el "shutdown" del gobierno consecutivo a la no aprobación del presupuesto

(afp_tickers)

La élite mundial, que se reúne la semana próxima en el Foro de Davos, está pendiente de si el presidente estadounidense, Donald Trump, acudirá a la estación de esquí suiza para defender sus posiciones proteccionistas, una visita incierta a causa de la crisis presupuestaria en Washington.

Justo antes del cierre parcial ("shutdown") de la administración federal estadounidense el viernes a medianoche (05H00 GMT el sábado), un alto responsable estadounidense declaraba que, en cualquier caso, el presidente acudiría al Foro Económico Mundial (WEF), que tendrá lugar del 23 al 26 de enero.

Pero, horas después, la Casa Blanca indicó que el viaje podría quedar en entredicho y que la situación se examinará "día a día".

La edición 2018 del WEF tenía que ser, como cada año, una reunión de empresarios, estrellas y jefes de Estado y de gobierno –más de 70— convencidos de las virtudes del liberalismo económico.

Pero el lema "Creando un futuro compartido en un mundo fracturado" tendrá que enfrentarse a las posiciones del presidente estadounidense, resumidas en su eslogan de campaña "America First", el primero en ejercicio que visita el foro desde que lo hiciera Bill Clinton en el año 2000.

Doce meses después de su llegada a la Casa Blanca, Trump ha anunciado su intención de convertirse en "cheerleader" (animador) de su país, dijo al Wall Street Journal, y poner sus dotes de negociador al servicio de la economía estadounidense.

"La contradicción inherente entre el America First (Estados Unidos primero) y el lema [de Davos] es más bien brusca", afirma Douglas Rediker, de la Brookings Institution, que fue miembro del Fondo Monetario Internacional (FMI) bajo la presidencia de Barack Obama.

Trump intervendrá en Davos el viernes, el último día del foro, tras una semana intensa de mesas redondas, cenas e incluso meditación a 1.550 metros de altura por parte de una élite mundial que ha sido con frecuencia el blanco de sus críticas.

Entre los participantes estará el multimillonario estadounidense de origen húngaro George Soros o el presidente de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, muy criticado por Trump durante su campaña.

El foro cuenta también con la participación de numerosas oenegés y de personalidades como Al Gore, movilizadas en contra del cambio climático y a favor del histórico acuerdo de París, que Trump decidió abandonar.

Y en las calles también se preparan protestas, como la convocada en Zúrich el lunes con el lema "Trump not welcome" y que podría repetirse en otras ciudades suizas a la misma hora.

- Luchar contra el acoso y por la igualdad salarial -

El millonario estadounidense, acusado de comportamientos sexuales inapropiados, participará en una edición en que los organizadores quieren poner justamente el acento en la lucha contra el acoso sexual y la igualdad salarial entre hombres y mujeres.

Un nuevo intento del foro de tratar temas que alejen a sus participantes de la caricatura del "Davos Man", el trotamundos rico y seguro de sí mismo cuya única creencia es el libre comercio y la globalización.

Por primera vez, la edición estará copresidida exclusivamente por mujeres, entre ellas la primera ministra noruega, Erna Solberg, o Christine Lagarde, directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI).

También estará la actriz australiana Cate Blanchett, que se ha implicado en el movimientos #metoo de denuncia del acoso sexual en Hollywood.

En la económico, la edición de 2018 se celebra en un contexto de crecimiento mundial sólido, que deberían confirmar el lunes las nuevas previsiones del FMI.

Un crecimiento sin embargo muy desigual, como denuncia la oenegé Oxfam, que ese mismo lunes publicará un informe sobre la cuestión coincidiendo con el foro.

A la lista de jefes de Estado y de gobierno se suman el presidente francés, Emmanuel Macron; la canciller alemana, Angela Merkel; o la primera ministra británica, Theresa May, en un contexto de replanteamiento del proyecto europeo tras el Brexit.

También se espera al canadiense Justin Trudeau, en plenas negociaciones comerciales con Estados Unidos sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que incluye a México.

De América Latina estarán los presidentes de tres grandes economías de la región, Brasil (Michel Temer), Argentina (Mauricio Macri) y Colombia (Juan Manuel Santos).

Y por primera vez un rey de España, Felipe VI, que estará en Suiza para impulsar la economía española, sacudida en los últimos meses por la crisis catalana.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP