Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer de espaldas a un cartel del grupo estatal chino State Grid, en Pekín, el 8 de febrero de 2004

(afp_tickers)

El gigante estatal chino State Grid cerró un acuerdo para comprar una participación mayoritaria de CPFL Energia, el mayor grupo privado del sector eléctrico de Brasil, por 4.500 millones de dólares, lo que le permite consolidar su presencia en el mercado sudamericano.

State Grid, administrador de la red de electricidad china, compró 54,64% de CPFL Energía en una operación valorada en 14.190 millones de reales (USD 4.500 millones), indicaron las compañías en sendos comunicados.

La mayor empresa del sector eléctrico del mundo busca ampliar sus actividades en Brasil, donde ingresó en 2010 con la compra de siete pequeñas centrales, por un valor de 1.000 millones de dólares.

Actualmente opera una red de transmisión de energía de 10.000 km y su filial brasileña ganó, además, en abril una licitación para dos nuevas líneas.

Al hacerse con CPFL Energia, la firma china pretende extender la cobertura del mercado brasileño en los ámbitos "de la transmisión y de la distribución" pero sobre todo en la generación de electricidad a partir de energías nuevas, declaró la empresa.

La firma brasileña consideró que la participación china será "fundamental" para "continuar con su trayectoria de crecimiento, reforzando la posición de liderazgo en los principales segmentos del sector eléctrico brasileño", destacó el presidente de CPFL Energia, Andre Dorf.

CPFL Energia tiene una cuota del 14,3% de la distribución de energía eléctrica de Brasil, con más de 9 millones de clientes en los estados sureños de São Paulo, Rio Grande do Sul, Minas Gerais y Paraná. Y también cuenta con una importante cuota en la comercialización de energía, con una participación del 14,1% del mercado.

Las firmas chinas aceleraron las inversiones en la mayor economía latinoamericana, donde las empresas están vendiendo activos para enfrentar la peor recesión en más de un siglo.

Según datos recopilados por la Agencia Bloomberg, el stock de inversiones chinas sumaba 15.200 millones de dólares antes de esta operación.

Otra gran empresa energética estatal china, CTG (Chinese Three Gorges), compró desde 2013 participaciones en varias plantas generadoras brasileñas y el año pasado se hizo con el control de las Jupiá y Solteira (Estado de Paraná, sur).

- Energías limpias -

Invertir en Brasil supone una opción crucial para los equipos chinos de producción de electricidad, manifestó State Grid al insistir sobre todo en el hecho de desarrollar en el país suramericano sus técnicas de energías limpias, aunque sin dar más precisiones.

China ha invertido sumas récord en las energías renovables (hidroeléctrica, eólica, solar, biomasa, geotermia) --más de 105.000 millones de dólares según datos de la ONU-- aunque lo esencial de su electricidad procede aún del carbón. Además, su sector solar sufre de colosales excesos de capacidad instalada.

State Grid, que distribuye electricidad a cerca de 1.000 millones de personas en China, ya ha cerrado acuerdos en varios países para expandir sus operaciones en el exterior. A mediados de diciembre anunció la compra del 24% del operador eléctrico griego ADMIE.

"Para Brasil, esta inversión es interesante porque el país necesita de capital extranjero no especulativo, que sirva para servicios de infraestructura como este y más de un grupo que apuesta por la innovación tecnológica como State Grid", dijo a la AFP el presidente del Foro de Asociaciones del Sector Eléctrico (Fase), Mario Menel.

Sin la participación china, para CPFL sería más difícil la generación de capital y ahora "tiene condiciones para expandirse y ese nuevo paradigma puede ser un ejemplo para otras empresas brasileñas", manifestó.

Menel dijo que la operación era esperada en el sector. Las acciones de CPFL se movían prácticamente sin cambios a lo largo del día en la Bolsa de Sao Paulo.

AFP