Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer sale de un supermercado en Buenos Aires el 19 de febrero de 2013

(afp_tickers)

El gobierno argentino anunció este martes que combatirá los excesos en los precios de los alimentos, rubro que encabeza el alza del costo de vida y que según índices de referencia se ubicó en 30% en 2015.

"En los próximos días habrá anuncios de los funcionarios que van a estar en el área de Defensa de la Competencia (...) estamos convencidos que ese es el organismo a través del cual vamos a empezar a ordenar algunos excesos", en los precios, dijo en rueda de prensa el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay.

El ministro citó entre los excesos el precio de la carne vacuna, principal alimento en la mesa de los argentinos, cuyo corte más popular, el asado, se vende a 10 dólares el kilo, un precio prohibitivo para la mayor parte de la población.

"En Argentina los empresarios se tienen que acostumbrar a que la competencia es buena y con la competencia se beneficia a los consumidores, vamos en esa línea", dijo.

El valor de la hacienda en pie registró una baja de casi el 17% durante enero en el Mercado de Hacienda de Liniers, principal referente del sector, pero esa baja no se vio reflejada en los mostradores donde la carne acumula ya subas de hasta 65% en los últimos dos meses.

"Hemos visto el kilo de asado en 140 pesos (USD 10) y nos parece que ese precio es excesivo. Han bajado algunos cortes pero entendemos que no lo suficiente y esto tiene que ver con algunas 'rigideces' en la cadena de comercialización", apuntó.

La semana pasada el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, había pedido a la población que "se abstenga de consumir carne" para obligar a una baja de precios que no ocurrió.

Según Prat-Gay los aumentos de precios se morigeraron en enero.

"Vemos que después del primer salto (en diciembre) la cosa se ha normalizado. Casi todas las consultoras calculan que en enero la inflación fue más baja que en diciembre", dijo al recordar que Argentina no cuenta con un índice oficial sobre inflación en plena revisión de su elaboración.

El ministro reiteró que el gobierno del liberal Mauricio Macri tiene una meta inflacionaria de entre 20 y 25% para este año.

"Falta avanzar para que las expectativas se ordenen en torno a ese nivel", admitió.

Sindicatos han adelantado que pedirán ajustes salariales superiores al 30% en las negociaciones paritarias con empresarios que se realizan cada año a instancias del gobierno.

Desde este mes rigen aumentos en las tarifas eléctricas superiores al 500% y el gobierno planea incrementos similares en las tarifas de gas.

La inflación de 2015 en Argentina se ubicó en torno al 30% según índices regionales de referencia que divulgó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), a la espera de un indicador único cuya elaboración demorará al menos ocho meses.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP