Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin en la Casa Blanca el 22 de febrero de 2017

(afp_tickers)

El secretario estadounidense del Tesoro, Steven Mnuchin, estimó este jueves que la primera economía mundial crecerá 3% en 2018 gracias a futuras rebajas de impuestos y a la eliminación de reglamentaciones.

"Eso es alcanzable. Si uno mira el crecimiento a largo plazo, hemos tenido un pobre rendimiento", dijo Mnuchin a la cadena CNBC.

"Creemos que podemos ser competitivos y volver a un crecimiento sostenido de 3% o más", afirmó.

Esa estimación marca un matiz respecto a la promesa electoral del presidente Donald Trump de hacer crecer 4% a Estados Unidos, una meta que ha sido considerada irreal.

Para Mnuchin, la clave para alimentar el crecimiento es una reforma fiscal y otorgar "alivios" en las regulaciones, como las que ya están siendo desmanteladas para el sector financiero.

"Debemos recortar reglamentos que impiden que pequeñas y medianas empresas sean el motor del crecimiento de este país", afirmó.

Indicó que varios funcionarios están trabajando para flexibilizar la ley Dodd-Frank, que regula el sector financiero tras la crisis de 2008. Mnuchin dijo que el gobierno quiere asegurar que los bancos "puedan prestar".

La administración de Trump quiere que el Congreso apruebe en agosto su paquete de medidas fiscales, pero admite que el impacto de ese plan probablemente no se verá antes de finales del año que viene.

"Más allá de cuándo se pongan en práctica, esto no se reflejará realmente en la economía hasta el año próximo", afirmó. "Y llevará un par de años alcanzar crecimiento", dijo.

Mnuchin admitió que las estimaciones de crecimiento de la administración probablemente sean más altas que las que el Congreso utiliza para el plan fiscal.

Estados Unidos creció 1,6% en 2016 y 2,6% en 2015. El FMI estimó que en 2017 Estados Unidos crecerá 1,9% y 2,9% en 2018, pero dijo que las perspectivas pueden cambiar según se implementen las políticas de recortes de impuestos y aumentos de gasto público que están en discusión.

Mnuchin coincidió con que las muy bajas tasas estadounidenses de interés deberían subir en tanto se acelere el crecimiento económico y señaló que la Reserva Federal ya maneja esa posibilidad.

El jefe del Tesoro sugirió que, por ejemplo, tendría sentido emitir bonos con plazos de madurez de hasta 100 años. Dijo que con esa herramienta se aprovecharían préstamos de bajo costo.

"Creo que eso es algo que seriamente se podría considerar" comentó, y dijo que el tema ya está a estudio de los técnicos del Tesoro y será discutido con inversores y operadores del mercado para tratar de saber si les interesa.

Los bonos del Tesoro con más largo plazo de maduración son de 30 años.

Mnuchin no se comprometió a tomar medidas contra China, como las que Trump ha prometido, por la supuesta manipulación de su moneda para obtener ventajas comerciales.

"Las monedas es una de las cosas que estamos observando y sobre lo que ya he hablado mucho con mis contrapartes", dijo.

Añadió que técnicos del Tesoro están actualmente estudiando el manejo de divisas. "No emitiremos juicios mientras se desarrolla ese proceso de estudio", añadió.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP