Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro de Francia, Manuel Valls, visita el Salón de la Agricultura de París el 29 de febrero de 2016

(afp_tickers)

El primer ministro francés, Manuel Valls, anunció el aplazamiento de la presentación al Consejo de Ministros de un controvertido proyecto de reforma del código del trabajo, criticado por los sindicatos y por parte de la izquierda.

El texto, que inicialmente iba a ser presentado al Consejo de Ministros el 9 de marzo, será presentado el 24 de marzo, indicó una fuente gubernamental.

Ese proyecto, una de las últimas grandes reformas del mando del presidente François Hollande antes de la elección presidencial de 2017, prevé facilitar los despidos y flexibilizar la duración del trabajo.

"Darse unos días para lograr la adopción de un texto demuestra una gran voluntad de escucha. El retroceso sería abandonar el texto", declaró Valls a la prensa.

El primer ministro agregó que va a recibir en los próximos días a los sindicatos y organizaciones empresariales a fin "disipar un cierto número de incomprensiones".

Con esta reforma, el Gobierno francés ha abierto una grieta más en la izquierda, dividida ya a raíz del giro liberal dado a la política económica y a la propuesta de modificar la Constitución para retirar la nacionalidad a los autores de crímenes terroristas.

El Gobierno fue objeto la semana pasada de una áspera crítica por parte de 18 personalidades de la izquierda, entre ellas la influyente alcaldesa de Lille, Martine Aubry, exministra y exlíder del Partido Socialista. En un artículo publicado en el diario Le Monde, los 18 acusaron al Gobierno del presidente François Hollande de "debilitar" a Francia y "minar" los "principios y fundamentales" del socialismo y calificaron el proyecto de reforma de la ley laboral de desmontaje de "toda la construcción de las relaciones sociales" en el país.

"Hay que estar sordo y ciego para no ver que la izquierda" está "desamparada" y "atomizada", afirmó el lunes el diputado socialista Jean Glavany en el diario Le Figaro.

Tras el anuncio de Valls sobre el aplazamiento de la presentación del proyecto, el dirigente del Partido de Izquierda, Jean-Luc Mélenchon, y el Partido Comunista reiteraron este lunes su petición de que el texto sea "retirado". Por su parte, los dirigentes sindicales reclaman que se reequilibre el mismo o bien que sea pura y simplemente anulado.

El proyecto del Gobierno desencadenó también una movilización en la red, en la que una petición contra el texto titulada "Ley laboral ¡No, gracias!" ha sido firmada ya por 770.000 personas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP