Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La ministra de Trabajo francesa, Myriam El Khomri, fotografiada en París el 18 de febrero de 2016

(afp_tickers)

Un proyecto de reforma del derecho laboral del Gobierno socialista francés, que facilita los despidos y flexibiliza el tiempo de trabajo, desató este jueves una polémica en Francia, donde la izquierda y los sindicatos lo consideran "inaceptable".

El objetivo del texto es "mejorar la competitividad de las empresas y desarrollar y preservar el empleo", sostuvo la ministra de Trabajo, Myriam El Khomri, en una entrevista al diario económico Les Echos.

El proyecto de ley, que será presentado el 9 de marzo al Consejo de Ministros, etapa previa a su examen por el Parlamento, está destinado a aportar "flexibilidad" a las empresas en materia de contrataciones y despidos.

Entre otras medidas, la organización del tiempo de trabajo o la remuneración de las horas extraordinarias, hoy enmarcadas por la ley, serán decididas por acuerdos de empresa.

El texto prevé asimismo facilitar los despidos por motivos económicos y poner topes a las indemnizaciones por despido otorgadas por los tribunales laborales.

Aplaudido por el empresariado, el proyecto es criticado por los sindicatos y en la izquierda, incluso dentro del Partido Socialista (PS), en el poder. "En el estado actual, mal podría votarlo", declaró el dirigente del PS, Jean-Christophe Cambadélis.

El secretario general del sindicato Fuerza Obrera (FO), Jean-Claude Mailly, se declaró "dispuesto a actuar con otras organizaciones" sindicales para oponerse al proyecto. Si el mismo fuera adoptado "mañana, si trabajas y haces horas extraordinarias será menos pagado seguramente. Si eres despedido y el despido es considerado abusivo, tendrás menos indemnizaciones", y si "tu empresa tiene dificultades, serás despedido más fácilmente", dijo.

Myriam El Khomri es consciente de que los debates al respecto serán abundantes, pero no pierde la esperanza de "convencer a los parlamentarios de la ambición de este proyecto de ley".

Si este no fuera el caso, el Gobierno asumirá "sus responsabilidades", dijo la ministra, aludiendo a un recurso eventual al artículo 49-3 de la Constitución francesa, que permite adoptar una ley sin debate mediante la puesta en la balanza de la responsabilidad del Ejecutivo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP