Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro Benjamin Netanyahu asiste a una sesión del Parlamento israelí, el lunes 12 de marzo en Jerusalén

(afp_tickers)

El ejecutivo israelí anunció el martes un acuerdo entre socios de coalición sobre un controvertido proyecto de ley, que crea las condiciones para poner fin a una crisis política que amenazaba con hacer caer al gabinete y precipitar elecciones anticipadas.

El proyecto de ley, sobre la exención del servicio militar a los judíos ortodoxos, fue aprobado posteriormente en exámen preliminar en el parlamento por 59 votos a favor y 38 en contra, antes de una votación definitiva.

Este texto estaba desde hace días en el centro de una aguda crisis política cuya resolución parece depender en gran medida de los cálculos del primer ministro Benjamin Netanyahu, acorralado por la multiplicación de investigaciones policiales en su contra por presunta corrupción.

Los partidos ultraortodoxos, que representan en el seno de la coalición de gobierno a los judíos que respetan rigurosamente las reglas de su religión, y un 10% de la población, amenazaron con no votar el presupuesto para 2019 si no se mantiene la exención del servicio militar.

En el campo contrario, el ministro de Finanzas, Moshe Kahlon, y el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, jefes de los otros dos partidos de la alianza gubernamental, pusieron sus dimisión sobre la balanza frente a los ultraortodoxos.

El acuerdo se alcanzó al término de un día de intensos esfuerzos por encontrar una solución que evitase la convocatoria de elecciones.

Algunos de los socios de coalición habían acusado a Netanyahu de querer legislativas anticipadas para fortalecer su posición política antes de su posible imputación por soborno en los próximos meses.

Las encuestas sugieren que podría seguir siendo primer ministro tras unas nuevas elecciones incluso a pesar de las investigaciones sobre corrupción que pesan sobre él.

Sin embargo, Netanyahu ha dicho en reiteradas ocasiones que quiere que su coalición dure hasta el final de su mandato en noviembre de 2019.

El acuerdo alcanzado aleja la perspectiva de elecciones anticipadas.

Sin embargo, la coalición sobre la que reposa el ejecutivo, considerado como el gobierno más conservador de la historia de Israel, podría haberse acordado un simple respiro.

En un anuncio de posibles nuevos conflictos, el ministro de Defensa y su partido laico y nacionalista Israël Beiteinou, feroces adversarios de la exención, lograron la autorización para presentar durante la sesión de verano del parlamento su propia versión de una legislatura sobre la conscripción, con la que deberá reconciliarse el texto que sea aprobado el martes.

"Había prometido hacer todo lo posible para que este gobierno, con sus magníficos logros, permanezca y he cumplido mi promesa", se congratuló Netanyahu ante la Knesset antes de la votación.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP