Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La policía española detiene a un hombre sospechoso de haber enrolado a personas para integrar las filas del grupo yihadista Estado Islámico, el 7 de junio de 2016 en Valencia

(afp_tickers)

El grupo yihadista Estado Islámico (EI), que ha perdido terreno en Siria e Irak, cuenta cada vez más con manipular a aprendices yihadistas a través de internet para que cometan atentados, advierten expertos.

Los ataques o intentos de ataques son atribuidos a veces a "lobos solitarios", pero las investigaciones demuestran que en casi todos los casos los autores fueron alentados o teleguiados por personas expertas en el arte de incitar a sus adeptos a "atacar a infieles".

Además, como los territorios ocupados por el EI en Irak y Siria están cada vez más controlados, miembros de la organización extremista incitan a sus simpatizantes a cometer atentados en las ciudades en donde viven, utilizando 'armas' a disposición de todos, como en Niza o en Berlín, en donde se cometieron verdaderas carnicerías con camiones.

En un informe publicado el lunes, expertos de la ONU indican que "varios ataques inspirados o reivindicados por el EI son atribuidos en un primer tiempo a lobos solitarios, pero las investigaciones demuestran a menudo que recibieron apoyo o ayuda material de otros extremistas".

El verdadero "lobo solitario" que no habla sobre sus intenciones con nadie, elige su objetivo solo y encuentra sus armas sin ayuda es sin duda imposible de detectar pero muy excepcional.

"Muy a menudo, un pariente cercano o un amigo del autor del ataque está al tanto antes, o el yihadista recibe instrucciones por internet o comunica alguna cosa sobre su proyecto", escribió en una nota reciente la consultora Soufan Group, con sede en Nueva York.

En los últimos meses se han frustrado varios atentados inminentes en países como Francia, Australia, Alemania o Indonesia, de aprendices yihadistas controlados a través de internet por manipuladores del EI desde Irak o Siria, que operan a través de aplicaciones encriptadas.

- Coordinadores virtuales -

"Aunque la reconquista [por parte de la coalición anti EI] de los territorios que el movimiento yihadista controla es crucial para debilitar a la organización, ésta encontrará maneras de adaptarse", señala Bridget Moreng, analista del centro Valens Global, con sede en Washington.

"Usar coordinadores virtuales es una estrategia a la que puede recurrir el grupo a largo plazo. Pueden operar desde cualquier lugar, con un computador como única arma o una conexión a internet (...). Occidente debe prepararse para ser atacado durante mucho tiempo después de la caída del califato", agrega.

Uno de los coordinadores del EI más conocido y peligroso es el francés de origen argelino Rachid Kassim, de 29 años.

Los investigadores encontraron su nombre, sus seudónimos y rastros de sus conexiones en varios casos, entre ellos el asesinato a finales de julio en Francia de un cura en una iglesia por dos jóvenes radicalizados.

Una docena de personas, a menudo jóvenes o menores de edad, han sido detenidas e inculpadas desde el verano por amenazas o proyectos de ataques inspirados en los llamados de Kassim a atacar, por lo general publicados en la mensajería cifrada Telegram.

"Tira tu boleto a Turquía, el paraíso está frente a ti", proclamaba en julio en un video. "Manipulas a dos o tres delincuentes, encuentras un arma en cualquier barrio".

En el marco de una investigación transmitida por televisión el pasado jueves, periodistas del programa francés Envoyé Spécial se hacen pasar por chicas radicalizadas para entrar en contacto con Rachid Kassim.

"Tienes dos opciones", les dice en un mensaje audio. "O intentas venir aquí o haces allá algo increíble, si entiendes lo que quiero decir".

AFP