Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Miembros del Batallón de Acción Rápida de Bangladés en Daca tras la muerte de un hombre que llevaba una bomba, en el aeropuerto internacional de la capital bangladesí, el 24 de marzo de 2017

(afp_tickers)

El grupo Estado Islámico (EI) reivindicó un ataque con bomba perpetrado este viernes cerca del aeropuerto internacional de Daca, en el que no hubo más víctima que el autor, según el centro estadounidense de vigilancia de páginas web yihadista SITE.

La policía local explicó que un hombre murió el viernes al estallar los explosivos que llevaba encima, cuando se acercaba andando a un control policial en la carretera que conduce al aeropuerto de la capital bangladesí.

"El hombre que transportaba la bomba murió", declaró a la AFP Yusuf Ali, portavoz de la policía de Daca. No precisó, sin embargo, si había accionado él mismo el artefacto ni si el puesto de control era su objetivo.

La policía sospecha que la explosión fue resultado de un fallido atentado suicida en el que sólo murió el kamikaze, según un oficial que quiso guardar el anonimato.

En un comunicado en árabe publicado por su agencia de propaganda Amaq, el EI reivindicó un ataque "realizado por un mártir" contra "un control policial cerca del aeropuerto internacional de la ciudad de Daca".

Un incidente similar se produjo hace justo una semana. Dos personas resultaron heridas en un atentado suicida frustrado en el interior de un campamento de una unidad de élite de las fuerzas de seguridad, cerca del aeropuerto. El asaltante también murió en la explosión.

Bangladés ha lanzado una amplia operación contra los grupos yihadistas, responsables de numerosos ataques estos últimos meses contra ateos, minorías religiosas o extranjeros.

En julio, un atentado contra un restaurante frecuentado por extranjeros situado en un barrio residencial de Daca causó 22 muertos, entre ellos 18 extranjeros. El EI reivindicó la autoría del ataque.

AFP