Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Tres soldados rusos, durante un ejercicio militar el 19 de marzo de 2015 en el polígono de Sernovodsky, cerca de la frontera con la república de Chechenia y a 260 kilómetros de la ciudad de Stavropol, en Rusia

(afp_tickers)

El grupo ultrarradical Estado Islámico (EI) reivindicó un ataque contra una base militar en Chechenia, que dejó seis muertos entre las fuerzas de seguridad rusas, según el centro estadounidense de vigilancia de las páginas web yihadistas SITE.

Según un comunicado del EI citado por SITE, seis individuos "lograron asaltar una base militar de la Guardia Nacional rusa" en el noroeste de la inestable república del Cáucaso donde afrontaron a los soldados rusos "durante horas con armas ligeras y mataron a seis de ellos" antes de ser abatidos.

Las autoridades rusas habían comunicado previamente el mismo balance de víctimas tras el ataque ocurrido en la noche del jueves en la región de Naurskaya.

Los asaltantes aprovecharon una espesa niebla para intentar entrar en la base, pero los militares los sorprendieron y abrieron fuego contra ellos, según la Guardia Nacional.

Los enfrentamientos armados y los atentados contra las autoridades y las fuerzas de seguridad son cada vez menos frecuentes en Chechenia, pero siguen produciéndose bastante a menudo en Daguestán, la pequeña república vecina del Cáucaso ruso.

El presidente ruso, Vladimir Putin, calificó este viernes lo ocurrido de "acontecimiento difícil" e insistió en la necesidad "de reconocer la realidad del peligro y de unir" los esfuerzos de todos "en la lucha contra el terrorismo", tras un encuentro con Marine Le Pen, la candidata de extrema derecha en las elecciones presidenciales francesas de abril.

Por su parte, el autoritario presidente de Chechenia, Ramzan Kadirov, dio el pésame a la Guardia Nacional y consideró que la muerte de los seis soldados rusos era "responsabilidad suya y de todas las fuerzas de seguridad que se encuentran en Chechenia", según palabras recogidas por la agencia de prensa Interfax.

"Nos hemos ablandado, hemos pensado que los habíamos neutralizado y detenido, pero esos demonios tienen pérfidas intenciones: como lo hemos visto no han querido detenerse", declaró, prometiendo una "lucha feroz" contra los combatientes yihadistas.

Tras la primera guerra de Chechenia (1994-1996), que enfrentó al ejército ruso y los separatistas chechenos, la rebelión se ha ido islamizando poco a poco hasta convertirse en un movimiento yihadista activo en todo el norte del Cáucaso.

A finales de junio de 2015, la rebelión armada islamista en el Cáucaso ruso juró lealtad a la organización yihadista Estado Islámico (EI), a la que proporciona gran cantidad de combatientes que se alistan en Siria e Irak.

Según los servicios federales de seguridad rusos (FSB), al menos 7.000 ciudadanos de la ex Unión Soviética, entre ellos 2.900 rusos, se han unido a las filas yihadistas en Irak y en Siria, principalmente a las del EI.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP