Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un cartel en contra de la vandalización petrolera el 10 de junio de 2016 en Warri

(afp_tickers)

El movimiento rebelde nigeriano Vengadores del Delta del Níger anunció este domingo en su sitio internet que depone las armas y comienza a negociar con el gobierno de Nigeria, poniendo fin a ocho meses de sabotajes en el sur petrolero del país, que afectaron gravemente a la economía.

Los Vengadores del Delta del Níger (NDA, por sus siglas en inglés) quieren "discutir alrededor de una mesa con el gobierno de Nigeria, representantes de los países de las multinacionales petroleras y miembros neutrales de la comunidad internacional", indicó el sitio de la organización.

Los NDA se comprometen a "observar un cese de hostilidades en el delta del río Níger contra los intereses de las multinacionales petroleras", señaló el comunicado difundido en internet.

A cambio, el "partido en el poder" debe cesar "las intimidaciones, invasiones y agresiones contra ciudadanos inocentes", en "particular a la comunidad Ijaaw", pueblo que vive en los estados Delta y Rivers de Nigeria.

El año pasado, al asumir el poder, el presidente Muhamadu Buhari había declarado que quería poner fin al programa de amnistía que beneficia a los exmiembros de los grupos armados del Delta, herencia de las negociaciones con el presidente anterior Goodluck Jonathan.

Desde 2009, el Estado entrega dinero y contratos de formación a los combatientes que depusieron las armas.

El grupo NDA surgió a principios de 2016 y desde entonces reivindicó la mayoría de los atentados contra la compañía petrolera nacional NNPC y las extranjeras Shell, Chevron y Eni.

Los NDA tienen reivindicaciones independentistas apoyadas por los movimientos favorables a la autonomía de Biafra, la región del delta del río Níger, de donde se extrae casi todo el petróleo nigeriano, escenario de una sangrienta guerra civil entre 1967 y 1970.

Esta semana, el ministro del Petróleo, Emmanuel Ibe Kachikwu, declaró, alarmado, que desde enero habían sido vandalizados 1.600 oleductos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP