Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de Exteriores italiano, Paolo Gentiloni, habla durante una rueda de prensa en Ankara, Turquía, el 22 de febrero de 2016

(afp_tickers)

El ministro de Relaciones Exteriores italiano, Paolo Gentiloni, aseguró este miércoles que la organización yihadista Estado Islámico (EI) cuenta con 5.000 combatientes en Libia, un número elevado que consolidaría su presencia en ese país, sumido en el caos desde 2011.

"En la actualidad hay 5.000 combatientes de Dáesh (acrónimo árabe del grupo EI), concentrados en la zona de Sirte, pero capaces de realizar incursiones peligrosas" tanto en el oeste como en el este de Libia, aseguró el responsable de la diplomacia italiana.

Fuentes francesas y estadounidenses calculan entre 3.000 a 5.000 el número de combatientes en Libia, entre ellos cientos de tunecinos, sudaneses, yemeníes y nigerianos que formaban parte del grupo extremista Boko Haram.

El lunes, el grupo yihadista organizó en Túnez ataques simultáneos contra un cuartel del ejército, una comisaría y un puesto de la guardia nacional en Ben Guerdane, una localidad de 60.000 habitantes situada a escasos kilómetros de Libia.

Cincuenta y cinco personas murieron durante los combates, incluyendo 36 extremistas, según el primer ministro tunecino, Habib Essid.

Italia es el país favorito para liderar una fuerza internacional para detener al grupo EI en ese país, debido a su cercanía geográfica con Libia. Sin embargo, el ministro de Exteriores ha reiterado una vez más las condiciones para adoptar ese compromiso. "Estamos trabajando para poder responder rápidamente a una eventual solicitud del Gobierno de Libia, nada más y nada menos, tal como prevé la Constitución y sólo después de que obtengamos la luz verde del Parlamento" italiano, explicó el ministro.

Italia siempre ha dicho que intervendría únicamente a petición de un Gobierno de unidad nacional de Libia y como parte de una operación de la ONU. Las intervenciones militares "no son la solución y a veces pueden agravar el problema". Gentiloni recordó que Libia tiene una superficie seis veces mayor que la de Italia y "no ha sido nunca un teatro fácil para demostraciones de fuerza", agregó.

Roma permitió recientemente a Estados Unidos desplegar drones en una base aérea en Sicilia (sur) y tiene listo un contingente de 50 soldados de élite para que, bajo el mando de los servicios de inteligencia, operen en Libia, según la prensa local.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP