Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un cordón policial a las puertas de la embajada de Corea del Norte en Kuala Lumpur, el 23 de febrero de 2017

(afp_tickers)

El hermanastro del líder norcoreano Kim Jong-Un fue asesinado con VX, un poderoso agente neurotóxico conocido por su utilización como arma química, anunció este viernes la policía malasia.

La presencia del agente VX fue detectada en muestras de la cara y los ojos de Kim Jong-Nam, que murió tras ser atacado el 13 de febrero por dos mujeres en el aeropuerto de Kuala Lumpur.

La sustancia fue identificada como "Etil S-2-diisopropilaminoetilmetilfosfonotiolato", según el resultado preliminar de los análisis realizados por el Centro de Análisis de Armas Químicas del Departamento de Química malasio, precisó la policía.

La sustancia es conocida como VX en la jerga militar de la OTAN y es una de las más tóxicas que se conocen, actuando por inhalación o simple contacto con la piel.

Kim Jong-Nam, de 45 años, fue atacado por dos mujeres que al parecer le rociaron la cara con un líquido cuando se disponía a embarcar para Macao.

Poco después imágenes del sistema de videocámaras del aeropuerto lo muestran solicitando ayuda al personal del aeropuerto, que lo dirige a la clínica de la terminal aérea para recibir asistencia. Falleció poco después mientras era trasladado al hospital.

La autopsia descartó un ataque cardíaco y la investigación se había concentrado en la hipótesis de que se había aplicado una toxina a su rostro.

Desde el inicio de este caso digno de una novela de espionaje, Corea del Sur señala a su vecino del Norte, citando una "orden permanente" del dirigente Kim Jong-Un para eliminar a su hermanastro, crítico del régimen comunista que gobierna uno de los países más cerrados del mundo.

- Tensiones diplomáticas -

Tres sospechosos están en detención provisional: las dos mujeres, una vietnamita y una indonesia, y un norcoreano.

La policía malasia tiene asimismo sospechas sobre cuatro norcoreanos que huyeron de Malasia el mismo día del crimen para viajar a Pyongyang. También quiere interrogar a otros tres norcoreanos, entre ellos un diplomático en Kuala Lumpur.

Pero el jefe de la policía, Khalid Abu Bakar, reconoció que el segundo secretario de la embajada norcoreana en Kuala Lumpur, Hyon Kwang Song -uno de los tres- no podrá ser interrogado a menos que lo haga de forma voluntaria.

Esta semana, el ministro surcoreano de Exteriores Yun Byung-Se, exhortó a la comunidad internacional a "tomar medidas" contra el Norte, si se confirma la hipótesis de un ataque encargado por Pyongyang.

"La comunidad internacional lo vería como un acto de terrorismo de Estado que afecta a la soberanía de Malasia" declaró Yun tras un encuentro el miércoles pasado con su homólogo británico Boris Johnson.

La prensa oficial de Corea del Norte atacó por su parte con dureza a Malasia y fustigó la investigación, que asegura está politizada.

La agencia de prensa KCNA rompió el silencio impuesto tras el asesinato y acusó el jueves a este país de ser responsable de su muerte y de complotar con Corea del Sur.

"El principal responsable de esta muerte es el gobierno de Malasia ya que el ciudadano de la República Popular falleció en su territorio", dijo KCNA, que atribuye la tesis del envenenamiento a "rumores insensatos".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP