Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un soldado francés junto a la Torre Eiffel de París en 2016

(afp_tickers)

El hombre detenido el sábado con un cuchillo al pie de la Torre Eiffel dijo a los investigadores que quería "cometer un atentado contra un militar" y estaba en contacto "con un miembro del grupo yihadista Estado Islámico (EI)", según una fuente cercana a la investigación.

El sospechoso, un francés nacido en 1998 en Mauritania, con antecedentes psiquiátricos, fue detenido el sábado, poco antes de la medianoche, después de pasar por la fuerza uno de los controles de seguridad del célebre monumento parisino y gritar "¡Allahu Akbar!".

El joven se abrió paso empujando a un agente de seguridad con el hombro. Los soldados que están permanentemente estacionados en la Torre Eiffel lo rodearon y le ordenaron que tirara su arma, lo cual hizo sin atacar a nadie, indicó una fuente de seguridad.

La sección antiterrorista de la fiscalía de París abrió una investigación por "asociación de malhechores terrorista con la intención de cometer crímenes contra personas", y por "intento de asesinato de personas de la autoridad pública".

En un primer momento, la fiscalía había descartado los motivos terroristas, pero el hombre confesó a la policía que quería atacar a un soldado y que un contacto en el seno del grupo EI "lo animó supuestamente a pasar al acto", según la fuente próxima a la investigación.

- Problemas psiquiátricos -

Las primeras pesquisas revelaron la personalidad inestable del sospechoso, que llevaba meses ingresado en un centro psiquiátrico, según la misma fuente. El sábado pudo ir a la Torre Eiffel porque le habían concedido un permiso de salida entre el 4 y el 6 de agosto.

Tras el incidente, los policías registraron el monumento y sus alrededores y ordenaron su evacuación sobre las 00H30 (22H30 GMT), esto es, un cuarto de hora antes de lo habitual, indicó la empresa que gestiona la Torre Eiffel (SETE), en un comunicado, sin precisar el número de visitantes que se encontraban en el lugar durante los hechos.

La Torre Eiffel estaba iluminada el sábado por la noche con los colores del equipo de fútbol de la capital francesa, el París Saint-Germain, para celebrar la llegada del atacante estrella brasileño Neymar al club.

Este domingo el monumento abrió sus puertas "con normalidad" a las 09H00 (07H00 GMT), precisó la SETE a la AFP.

Desde enero de 2015, Francia ha sufrido una ola de atentados yihadistas que ha dejado 239 muertos. En los últimos meses, los atacantes han apuntado sobre todo a las fuerzas de seguridad apostadas en lugares emblemáticos de París.

El 20 de junio, Adam Djaziri se mató al embestir un furgón policial en los Campos Elíseos, en un atentado fallido que no causó heridos.

Dos semanas antes, un doctorando argelino de 40 años, Farid Ikken, agredió con un martillo a una patrulla de policía delante de la catedral de Notre-Dame.

Y el 20 de abril, a tres días de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, Karim Cheurfi mató a un policía en los Campo Elíseos.

"La amenaza terrorista sigue siendo muy alta: (...) nuestros servicios desbarataron siete intentos de atentado desde principios de año", declaró el ministro del Interior, Gérard Collomb, en una entrevista publicada este domingo por el periódico Le Journal du Dimanche.

El Gobierno renovó hasta el 1 de noviembre el estado de emergencia impuesto en Francia tras los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP