AFP internacional

El abogado de la arquidiócesis de México Armando Martínez (D), acompañado por el mayor sacristán de la catedral metropolitana Ricardo Valenzuela, durante una rueda de prensa en la catedral principal el 15 de mayo de 2017 después de que un hombre apuñalara a un sacerdote en plena misa.

(afp_tickers)

Un hombre que hirió con una navaja a un sacerdote en plena misa en la catedral de Ciudad de México padece un trastorno mental, informó el martes la fiscalía, que sigue investigando la nacionalidad del agresor, quien primero dijo ser francés y luego estadounidense.

El hombre, de unos 28 años y que dijo llamarse John Rock Schild, se ha negado a declarar sobre las circunstancias del ataque pero fue sometido a estudios en un hospital psiquiátrico.

"El individuo padece un trastorno mental, denominado Trastorno Psicótico, de origen a determinar", informó en un comunicado la Procuraduría (fiscalía) de la capital al detallar las conclusiones de los estudios.

Las fiscalía seguía sin determinar la verdadera identidad del detenido y su nacionalidad. Las autoridades migratorias informaron de que en sus registros de ingreso a México no existe extranjero alguno con ese nombre.

La tarde del lunes, casi al final de la misa, el hombre se lanzó sobre el sacerdote Miguel Machorro, al que hirió en el cuello con una navaja.

El sacerdote fue trasladado en helicóptero a un hospital de la capital, donde este martes seguía en el área de terapia intensiva.

Al ser capturado por los policías federales que resguardan la catedral, el hombre dijo ser francés pero ante la fiscalía local se presentó como un "artista" estadounidense.

La fiscalía ha establecido contacto con las embajadas de Francia y Estados Unidos para corroborar la identidad y nacionalidad del detenido.

Los estudios psicológicos señalan además que el sujeto "no tiene la capacidad para entender el carácter ilícito de un hecho" y "no se encuentra apto para rendir declaración ante autoridad ministerial y/o judicial".

Por recomendación de los especialistas, se solicitará ante un juez que el detenido sea trasladado al centro de rehabilitación psicosocial de una cárcel del sur de la ciudad.

Esta es la primera vez que se produce un incidente de este tipo en recintos religiosos en México. La catedral metropolitana es la más grande de América Latina y es visitada a diario por miles de personas, incluidos turistas extranjeros.

AFP

 AFP internacional