Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Calles inundadas en Charleston, Carolina del Sur por los fuertes aguaceros del fin de semana este 3 de octubre de 2015

(afp_tickers)

El huracán Joaquín se debilitó y pasó a categoría 2 el domingo mientras se dirigía a las Bermudas, donde se espera que provoque lluvias y fuertes vientos a su paso, según meteorólogos estadounidenses.

Se espera que Joaquín, que fue degradado de categoría 3 a 2 en la escala Saffir-Simpson de máximo 5, pase por el oeste de Bermudas en la tarde y continúe hacia el norte de la isla en la noche, según informó el Centro Nacional de Huracanes (NCH).

Pero se estima que el huracán continuará debilitándose en las próximas 48 horas, señaló el NCH.

Joaquín, se encontraba a 240 kilómetros al suroeste de Bermuda sobre las 15H00 GMT y se dirigía hacia el noreste a 28 km/h.

Según pronósticos del NHC habría entre siete a 13 centímetros de lluvia en total durante la noche en las Bermudas e importantes inundaciones costeras y tormentas.

A su paso por las Bahamas, la poderosa tormenta dejó numerosos destrozos.

En paralelo, socorristas continuaban buscando el buque de carga El Faro, que desapareció con 28 estadounidenses y cinco polacos a bordo la mañana del jueves frente a Bahamas durante el paso del huracán.

La Guardia Costera informó este domingo que había encontrado objetos flotando en el área de búsqueda.

Los medios aéreos que trabajan en la búsqueda han localizado "una serie de objetos en el mar", dijo a la AFP el portavoz de la Guardia Costera, Ryan Doss.

"Pero no podemos confirmar que pertenecen" al carguero El Faro, ya que aún no se han recuperado, agregó.

El sábado, la Guardia Costera encontró un salvavidas en la misma zona con el nombre del carguero.

El buque, de 224 metros de eslora y bandera estadounidense, realizaba la ruta entre Florida y Puerto Rico.

El carguero envió un último mensaje satelital la mañana del jueves cuando se encontraba cerca de Crooked Island, Bahamas, alertando que había perdido propulsión, una situación que fue controlada en ese momento, según la Guardia Costera.

AFP