Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

John Chilcot, ex alto funcionario británico y presidente de la comisión Investigación sobre Irak (Irak Inquiry) habla durante una conferencia de prensa el 30 de julio de 2009 en Londres

(afp_tickers)

El informe oficial sobre la implicación británica en la invasión de Irak en 2003, que podría incriminar a políticos y militares, se hará finalmente público el 6 de julio, anunció este lunes la comisión que lo elaboró.

La comisión Investigación sobre Irak (Irak Inquiry), presidida por el ex alto funcionario John Chilcot, empezó sus trabajos en 2009, cuando el laborista Gordon Brown era primer ministro. Se esperaba que tuviera su informe listo en un año, pero se fue demorando para indignación de las familias de los 179 soldados británicos muertos en la guerra, que amenazaron con ir a los tribunales.

"John Chilcot y el primer ministro (David Cameron) acordaron que el informe de la investigación sobre Irak se publique el 6 de julio de 2016", informaron los responsables del documento.

El informe tiene 2,6 millones de palabras, según el comunicado, y analiza "la implicación del Reino Unido en Irak entre el verano de 2001 a finales de julio de 2009", el periodo que fue de los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York hasta la retirada de las tropas británicas del país árabe.

El primer ministro de la época, Tony Blair, fue una de los 150 personas que testificaron ante la comisión, que además tuvo acceso a la correspondencia que el político mantuvo con el entonces presidente de EEUU, George W. Bush. Ambos justificaron la necesidad de invadir Irak y derrocar a su líder, Sadam Husein, porque el país tenía armas de destrucción masiva que eran una amenaza, pero que al final no aparecieron.

En su comparecencia ante la comisión, Blair lamentó las muertes de soldados británicos, pero dijo que "no se arrepentía" de haber implicado al Reino Unido en la guerra contra "el monstruo Sadam Husein". "El régimen de Sadam era brutal, era una dictadura militar represiva. Constituía una fuente de inestabilidad y de peligro para la región", afirmó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP