Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una imagen recogida de la Unidad de Registro Parlamentario del Reino Unido (PRU), en la que se ve al presidente de la Cámara de los Comúnes, John Bercow, en una sesión en Londres, el 6 de febrero de 2017

(afp_tickers)

El presidente de la Cámara de los Comunes británica, John Bercow, fue acusado este martes de extralimitarse por sus colegas conservadores debido a su negativa a que el presidente estadounidense, Donald Trump, intervenga en el Parlamento cuando vaya a Londres.

En una inusual intervención el lunes en la cámara baja, muy aplaudida por los diputados de la oposición, Bercow, cuyo título es el de 'speaker', esto es portavoz o presidente, dijo que se oponía "enérgicamente" a permitir, como es costumbre durante las visitas de Estado, que el presidente estadounidense se dirija a ambas cámaras del Parlamento de Wesminster.

Bercow y otros dos altos funcionarios del Parlamento tienen que dar su aprobación para la intervención de un líder extranjero.

"Nuestra oposición al racismo y al sexismo y nuestro apoyo a la igualdad ante la ley y la independencia de la justicia son enormemente importantes en la Cámara de los Comunes", argumentó Bercow, un diputado conservador.

"Bien hecho, señor Bercow", respondió el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, mientras los diputados nacionalistas escoceses aplaudían.

Bercow mantuvo sus palabras este martes, negando que sobrepasase sus funciones.

"La Cámara siempre entendió que el presidente tiene un rol en estos asuntos", dijo en el Parlamento. "Buscaba, honesta y honorablemente, cumplir con mis responsabilidades hacia la Cámara".

Sin embargo, entre los conservadores del gobierno, que tienen la mayoría absoluta, las palabras de Bercow cayeron mal, en un momento en que el gobierno de Theresa May busca establecer buenas relaciones con la Casa Blanca con vistas al Brexit.

El presidente del comité de Relaciones Exteriores, Crispin Blunt, afirmó que Bercow no está al corriente de los arreglos de la visita de Estado, para la que no hay fecha, "y por eso los presidentes de la Cámara no expresan su opinión".

"Esa es la cuestión central, porque, si no, no pueden permanecer neutrales y por encima de las refriegas políticas", añadió.

El diputado conservador Nadhim Zahawi, que, como nacido en Irak pudo verse afectado por la prohibición de entrar en Estados Unidos decretada por Trump, instó a Bercow a "reflexionar" sobre su posición y explicarse en el Parlamento.

Zahawi sugirió además que Bercow es un hipócrita porque ha recibido a otros líderes polémicos, como el presidente chino, Xi Jinpin, o el emir de Kuwait.

"Creo que es, a mi parecer, poco inteligente, porque se expone a ser acusado de hipocresía", dijo Zahawi a la radio BBC 4.

"Es poco inteligente vetar al presidente legítimamente electo de Estados Unidos, nuestro aliado más próximo", añadió.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP