Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El diplomático norcoreano Kim Yang-Gon, encargado de las relaciones con Corea del Sur y de la cuestión de la reunificación, llega a una reunión, el 29 de noviembre de 2007, en la localidad surcoreana de Paju, cerca de la zona desmilitarizada

(afp_tickers)

El líder norcoreano, Kim Jong-Un, expresó su profundo pesar por la muerte de un importante asesor, mostrando una inusual cercanía con su "íntimo compañero de armas, a quien nadie puede reemplazar".

Kim Yang-Gon, un alto cargo del partido gobernante y consejero clave de Kim Jong-Un sobre las relaciones con Corea del Sur e internacionales, falleció el martes en un accidente de tráfico, informaron los medios de comunicación oficiales.

Para honrar su persona, en la madrugada del martes tuvo lugar un funeral de Estado. El diario estatal norcoreano Rodong Sinmun llevaba en portada una imagen de un apesadumbrado Kim tocando la cara de su asesor, cuyos restos fueron colocados en un féretro decorado con flores. "Apenas podía reprimir su amarga pena (...), con sus manos sobre el cuerpo frío del camarada revolucionario", escribió la agencia oficial de noticias KCNA. "Kim Yang-Gon era su fiel ayudante e íntimo compañero de armas, a quien nadie puede reemplazar, dijo", agregó el relato de la agencia.

Otras imágenes muestran al líder norcoreano, acompañado por otros altos cargos militares, inclinándose ante el féretro durante una visita el miércoles.

Kim Jong-Un se había ganado una reputación de crueldad por ejecutar a su tío y purgar a otros funcionarios de alto rango tras su llegada al poder, en 2011, a la muerte de su padre, Kim Jong-Il.

Aunque los analistas indicaron que no podía descartarse juego sucio en la muerte de Kim Yang-Gon, en referencia a posibles celos entre rivales políticos, el tono utilizado en las noticias oficiales este jueves contrasta con las informaciones sobre purgas políticas. En 2013, KCNA anunció la muerte del tío de Kim, Jang Song-Thaek, calificándolo de "traidor" a la nación y de "despreciable escoria humana (...) peor que un perro".

Corea del Norte no ha revelado los detalles sobre la muerte de Kim Yang-Gon, pero un porcentaje muy alto de estos accidentes fatales entre altos cargos norcoreanos se debe a la conducción temeraria, a menudo bajo los efectos del alcohol.

AFP