Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Xavier Becerra, el nuevo responsable del departamento de Justicia de California, el 28 de julio de 2016, en Philadelphia

(afp_tickers)

Xavier Becerra, un hijo de inmigrantes mexicanos, fue confirmado este lunes como responsable del departamento de Justicia de California, cargo que ocupa por primera vez un latino y férreo opositor a las promesas de Donald Trump de deportar indocumentados.

Becerra, que llegó a convertirse en el latino de mayor rango en el Congreso de Estados Unidos, prestará juramento como fiscal general el martes ante el gobernador Jerry Brown.

"Como fiscal general, Xavier será un campeón para todos los californianos", dijo el gobernador en un comunicado.

El nuevo fiscal general -sustituye a Kamala Harris, electa senadora en noviembre- es considerado por la prensa estadounidense como el "bulldog" de la administración del gobernador Jerry Brown, que por su lado dijo que resistirá a cualquier intento de Trump de alterar sus políticas contra el calentamiento global, la defensa de los derechos laborales y la inmigración.

Becerra fue nombrado en diciembre pero necesitaba la aprobación del legislativo californiano, de mayoría demócrata.

Unos 15 millones de hispanos viven en California, casi 39% de su población.

Trump, que asumió el poder el 20 de enero, prometió deportar a millones de indocumentados y construir un gigantesco muro en la frontera con México.

"Mi trabajo diario como miembro del Congreso ha sido pelear por las familias trabajadoras como en la que yo crecí. Como hijo de inmigrantes, nunca he dejado escapar este propósito", indicó Becerra en un comunicado al aceptar un nombramiento que "no podía rechazar".

"Si quiere enfrentarse con un estado progresista que está preparado para defender sus derechos e intereses, que venga", aseguró a medios de prensa en aquel entonces, en referencia a Trump.

Varias ciudades de California son consideradas "santuario" y dijeron que no apoyarán ninguna iniciativa anti-inmigración del nuevo gobierno.

AFP