Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro de Holanda Mark Rutte se dirige a la prensa en La Haya, el 12 de marzo de 2017

(afp_tickers)

El liberal Mark Rutte, exdirectivo del sector de la alimentación y fascinado por el "sueño americano", aspira a un tercer mandato como primer ministro de Holanda y se posiciona para ello como el candidato de la seguridad y de la estabilidad.

Rutte, de 50 años, que cita a menudo a Ronald Reagan, Margaret Tatcher y Winston Churchill, se convirtió tras las elecciones legislativas del 9 de junio de 2010 en el primer ministro liberal de Holanda desde 1918.

Desde entonces, ha dirigido con tranquilidad el barco pese a las aguas turbulentas holandesas. Rutte considera su mayor logro la recuperación económica del país gracias a una campaña de austeridad presupuestaria durante la crisis de la zona euro.

"Vivimos tiempos muy inestables y peligrosos y mi tarea principal como primer ministro es mantener la estabilidad y la seguridad del país", aseguraba recientemente a la AFP.

- Normalidad -

En enero, Rutte publicó una carta abierta en los periódicos, en la que invitó a aquellos que no respetan los valores de Holanda a adaptarse o a irse del país. Y en un intento por seducir a los simpatizantes del diputado y candidato ultraderechista Geert Wilders, el primer ministro desveló su eslogan de campaña: "Actuar. Normalmente".

Este lema hace referencia a una expresión común entre la sociedad holandesa.

A lo largo de la campaña, este elegante político intentó imponerse como la única alternativa seria frente al diputado antislam Wilders.

Durante seis años trabajó para el gigante de la agroalimentación Unilever, especialmente en recursos humanos, antes de dedicarse a tiempo completo a la política a partir de 2002, convirtiéndose en secretario de Estado de Asuntos Sociales, hasta 2004.

Aunque su partido terminó líder de las elecciones legislativas de junio de 2010 con 31 escaños de 150, Rutte se convirtió en octubre de 2010 en el primer ministro de un gobierno minoritario de centro derecha, apoyado por los diputados del partido de extrema derecha de Geert Wilders.

- Sueño americano -

Jefe de filas del partido liberal desde 2006, Mark Rutte es "un holandés con un sueño americano", afirma su amigo desde hace veinte años, Derk Jan Epping, en una biografía publicada en 2010, "Todo por la política".

"Para él, la fuerza de una ciudad como Nueva York o de un país como Estados Unidos, es que la gente que nació sin nada puede realmente hacer algo con su vida", agrega Eric Trinthamer, antiguo portavoz del grupo parlamentario liberal, citado en el libro.

Según sus biógrafos, Rutte, poco apegado a las convenciones sociales, conduce un coche de ocasión y sigue viviendo en el mismo apartamento que compró al acabar sus estudios. Aferrado a sus hábitos, come comida india los sábados por la noche con su madre, de más de 90 años, y a veces se le ve los viernes en la pizzería del barrio, en sudadera, vaqueros y deportivas.

De carácter afable, sabe evitar hábilmente con humor las preguntas incómodas durante las conferencias de prensa y los debates parlamentarios.

Nacido el 14 de febrero de 1967 en un barrio chic de La Haya, ciudad sede del gobierno en la que creció, Rutte es el benjamín de una familia de siete hijos y quería ser pianista. La muerte de su hermano por sida en 1989 le afectó mucho, confesó hace poco este licenciado en Historia.

AFP