Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro francés de Asuntos Exteriores saliente, Laurent Fabius, habla durante la sesión de preguntas al Gobierno en la Asamblea Nacional de París, en su última participación como ministro, el 10 de febrero de 2016

(afp_tickers)

La partida del Gobierno francés del ministro de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, anunciada por él mismo este miércoles, es el primer paso de una remodelación gubernamental preparada por el presidente François Hollande con el objetivo de ampliar su mayoría con vistas a las presidenciales de 2017.

Al salir del Consejo de Ministros, Fabius respondió "sí" cuando se le preguntó si era la última vez que participaba en el mismo. Poco después, Hollande confirmó su decisión, esperada desde hace tiempo, de nombrar a Fabius en el prestigioso cargo de presidente del Consejo Constitucional.

Su reemplazo será uno de los elementos importantes de la reorganización ministerial que prepara el presidente y que se espera que sea anunciada antes del fin de semana. Así, Hollande busca ampliar su mayoría con vistas a las elecciones presidenciales de 2017, pero sin cambiar sus orientaciones económicas liberales ni su política de seguridad.

El nivel récord del desempleo (3,59 millones de personas a finales de 2015) oscurece el horizonte del jefe de Estado, que prometió que sólo se presentará a un nuevo mandato si el nivel del empleo se recupera en Francia. Además, sus opciones políticas en materia económica y de seguridad son cada vez más criticadas dentro de la izquierda.

La reciente dimisión de la ministra de Justicia, Christiane Taubira, simboliza ese creciente distanciamiento de su ala izquierdista. Taubira, al igual que muchos parlamentarios de izquierda, se opone a la propuesta de Hollande de inscribir en la Constitución la pérdida de nacionalidad para los franceses condenados por terrorismo.

Por ello, vuelve a plantearse la hipótesis de un regreso al Gobierno de los ecologistas, que se retiraron del mismo en marzo de 2014 a raíz de desacuerdos con el primer ministro, Manuel Valls. Ahora, el nombramiento de ecologistas "compatibles" con Valls permitiría a Hollande ampliar su base electoral. El pequeño partido de centroizquierda Movimiento de Radicales de Izquierda podría entrar también en el nuevo equipo.

- La COP21, broche de oro de Fabius en Exteriores -

Fabius, de 69 años de edad, se va del Ministerio de Exteriores con el broche de oro del éxito de la COP21, la conferencia de la ONU sobre el clima realizada en París en diciembre bajo su presidencia, en la que se alcanzó un acuerdo internacional.

Su nombramiento en el Consejo Constitucional corona una larga y excepcional carrera política. Diputado a los 31 años de edad, ministro de Presupuesto a los 34, fue nombrado primer ministro a los 37 en 1984, el jefe de Gobierno más joven nombrado nunca en Francia. Posteriormente, fue dos veces presidente de la Asamblea Nacional y ministro de Finanzas. En más de tres décadas, Fabius ocupó prácticamente todos los altos cargos políticos franceses, salvo uno, la jefatura del Estado.

Mientras era primer ministro, estalló en Francia el caso de la sangre contaminada con el virus del sida, probablemente el mayor escándalo de salud pública de la historia del país. Lotes de sangre contaminada fueron autorizados por el Centro Nacional de Transfusiones Sanguíneas (CNTS). Varios ministros fueron acusados por ese caso, entre ellos Laurent Fabius, que siempre clamó su inocencia, la cual fue reconocida por la justicia en 1999.

Estuvo a cargo asimismo de la introducción del euro en 2002, con lo que reforzó su reputación de europeísta convencido. Pese a lo cual tres años más tarde tomó partido por el 'No' en el referéndum sobre el tratado constitucional europeo, por considerar que el texto no respondía a las necesidades económicas y sociales de Europa. Con esa posición se enfrentó al entonces primer secretario del Partido Socialista, François Hollande, favorable al "Sí", como la mayoría del partido.

En uno de sus últimos encuentros con periodistas, Fabius evocó lo que considera sus dos "grandes éxitos" en los cuatro años que estuvo al frente de la diplomacia francesa: la COP21 y el acuerdo sobre el programa nuclear iraní, en julio.

Como ministro de Exteriores, Fabius debió tratar numerosas crisis internacionales, desde Siria hasta Ucrania, pasando por Centroáfrica, Malí y Oriente Medio, con resultados más relativos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP