Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La candidata a la alcaldía de Roma por el Movimiento 5 Estrellas, Virginia Raggi, en una rueda de prensa en la capital italiana el 6 de junio de 2016

(afp_tickers)

El Movimiento 5 Estrellas (M5S) del exhumorista Beppe Grillo parte con buen pie para que su candidata, Virginia Raggi, consiga Roma, pese a un balance mitigado de los alcaldes del partido en las ciudades que gobierna.

El movimiento fue fundado en 2009 como alternativa a los partidos clásicos: propone la democracia participativa invitando a los militantes a pronunciarse en internet sobre las orientaciones políticas y los candidatos. En 2013 entró en el Parlamento italiano con casi el 25% de los votos en las elecciones generales.

A nivel local, todavía está lejos de poder presentar candidatos en todo el país pero dirige dos grandes ciudades: Parma (200.000 habitantes) desde 2012 y Livorno (160.000) desde 2014.

Los alcaldes "habían suscitado tantas esperanzas, imposibles de cumplir, que ha habido cierta decepción", explicó a la AFP Lorenzo De Sio, profesor de Sociología política en la Universidad Luiss de Roma.

El partido cosechó un gran éxito con sus críticas a la clase política, tanto de la izquierda como de la derecha, a la que acusa de deshonestidad y corrupción.

Pero sus dos principales alcaldes, Federico Pizzarotti, en Parma, y Filippo Nogarin, en Livorno, también tienen problemas con la justicia. Ambos son objeto de investigaciones sobre supuestas infracciones administrativas y, en el caso del primero, por mala gestión durante las inundaciones de 2014 que causaron destrozos cuantiosos.

Además, los caciques del movimiento sembraron división entre los 'grillini', los simpatizantes del M5S, al mostrarse indulgentes con los problemas judiciales de Filippo Nogarin en Livorno y suspendiendo en Parma a Federico Pizzarotti, más crítico con la jerarquía política.

- 'Un cambio más radical' -

La historia política de las dos ciudades ha influido: en Parma, Pizzarotti se impuso después de 20 años de gestión esencialmente del centro-derecha pero en Livorno, cuna del partido comunista en 1921, Nogarin puso fin a la preponderancia de la izquierda, que gobernaba desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

"Hemos heredado un verdadero desastre debido a la mala gestión de la ciudad en los últimos 20 años y empezamos haciendo un estudio del alcance de los daños", explicó a la AFP Filippo Nogarin. Se refiere a la deuda acumulada de más de 200 millones de euros de las compañías en las que el municipio de Livorno es el principal o único accionista.

El Partido Democrático (PD, centro-izquierda) del jefe del Gobierno, Matteo Renzi, reconoce una parte de culpabilidad. "El PD perdió la ciudad, un poco por culpa suya. Después de tantos años en el poder, perdió competitividad", explica Andrea Romano, diputado del PD en Livorno, quien no por ello aplaude las propuestas del movimiento de Beppe Grillo.

"El M5S representa una mezcla de incapacidad administrativa y de propaganda populista. Llega a una ciudad que ya sufre por la crisis económica y la deuda y no ha hecho más que empeorar las cosas", añade.

En el municipio las opiniones divergen. "Livorno es una ciudad medio muerta, no queda nada. Ahora es peor que antes", declara Giancarlo, un jubilado de 78 años.

"En mi opinión, la situación ha mejorado claramente", asegura en cambio Luciano Marchioni, de 57 años. "Lo que pasa -dice- es que me esperaba un cambio un poco más radical. Me esperaba más inversiones en la ciudad".

El M5S apuesta por una victoria el domingo en las elecciones municipales en Roma, lo que consolidaría su credibilidad y sus posibilidades de gobernar el país algún día. Siempre que superara el desafío de gobernar una ciudad de casi tres millones de habitantes con una deuda de 12.000 millones de euros.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP