Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El magnate multimillonario y senador ruso Souleiman Kerimov observa un partido amistoso entre el ruso Anzhi Makhachkala e Irak, en el estadio Al Nasr, en Dubai, el 17 de enero de 2017.

(afp_tickers)

En el centro de una amplia investigación en el sur de Francia en medio de fricciones diplomáticas entre Rusia y Francia, el magnate Souleiman Kerimov escapó el miércoles a la detención provisional, pero tendrá que entregar 40 millones de euros de fianza.

Tras su inculpación el 23 de noviembre en Niza (sur), por "blanqueo de dinero agravado con fraude fiscal", el multimillonario y senador de 51 años quedó bajo un estricto control judicial, pero escapó al encarcelamiento.

En apelación, la corte de apelaciones de Aix-en-Provence decidió el miércoles multiplicar por 8 el monto de la fianza exigida a uno de los hombres más ricos de Rusia, que tendría 7.000 millones de dólares de patrimonio (unos 6.000 millones de euros), según Forbes.

El caso es seguido de cerca por el gobierno ruso: el encargado de negocios francés en Moscú fue convocado luego de que la Duma, cámara baja del Parlamento, hubiese votado una resolución para denunciar una violación de la convención de Viena sobre la inmunidad diplomática.

"El estatuto de senador de Suleiman Kerimov, así como el hecho de que sea ciudadano de Rusia, son elementos que muestran que emprenderemos todos los esfuerzos posibles (...) para proteger sus intereses jurídicos", declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Kerimov, originario de Daguestán (Federación de Rusia), es sospechoso de haber adquirido con mucho dinero líquido cinco mansiones de gran lujo en el Cabo de Antibes (sur). Una mansión fue revendida después y las otras cuatro fueron decomisadas.

Para garantizar que no se escape durante la instrucción del caso, los jueces ya lo privaron de su pasaporte y le prohibieron salir de la región Alpes Marítimos (sur).

En el centro de la investigación aparecen bienes adquiridos con un testaferro y decenas de transacciones, por centenares de millones de euros, declarados por debajo de su valor.

En total, según el procurador de Niza Jean-Michel Prêtre una cantidad de "dinero clandestino ingresado a Francia de entre 500 a 750 millones de euros", a través, a veces, de "maletas con 20 millones de euros".

Entre las adquisiciones en litigio, figura la suntuosa mansión "Hier", que fue declarada por un valor de 35 millones de euros, pero sobre la cual la policía incautó un acta, firmada por el financiero suizo Alexandre Studhalter, que menciona tiene un valor de 127 millones de euros.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP