Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varias mujeres se asoman desde una casa prefabricada en el campamento de refugiados de Zaatari, en Jordania, que alberga a unos 80.000 sirios, el 28 de marzo de 2017, durante una visita del secretario general de la ONU, Antonio Guterres

(afp_tickers)

Más de cinco millones de personas han huido del devastador conflicto en Siria, señaló la ONU este jueves, mientras que varias oenegés instaron a la comunidad internacional a poner fin a la guerra de seis años en ese país y a brindar mayor apoyo a las naciones de acogida.

Las nuevas cifras significan que alrededor de un cuarto de la población siria ha huido desde marzo de 2011, cuando comenzó el conflicto que ya ha provocado más de 320.000 muertos.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) instó a una mayor asistencia internacional, con la portavoz Cecile Pouilly calificando las cifras de "hito importante".

"Cuando el número de mujeres, hombres y niños que huyeron de seis años de guerra en Siria rebasa la barrera de los cinco millones, la comunidad internacional necesita hacer más para ayudarlos", señaló ACNUR en un comunicado.

Las oenegés que ayudan a los refugiados sirios alertan repetidamente sobre la crisis, pidiendo más fondos y acciones internacionales para detener la guerra en Siria.

"Está claro que la comunidad internacionnal ha fracasado completamente en poner fin al conflicto en Siria", dijo Alun McDonald, portavoz regional de Save the Children.

"La situación dentro del país sigue sin ser segura para que la gente regrese, cada día vemos más gente desplazada", dijo a la AFP.

McDonald señaló que la mayor parte de la comunidad internacional estaba fracasando también con los refugiados, con el cierre de las fronteras.

Según Tom Garofalo, responsable regional del International Rescue Committee, la guerra que asola Siria fuerza "cada día a 6.000 personas a huir de sus hogares".

Turquía es el país que alberga al mayor número de sirios desplazados por la guerra, casi tres millones. Le siguen Líbano, con más de un millón, y Jordania, con 657.000. En menor medida, tabién Irak, Egipto y otros países norteafricanos.

- Mayor grupo en Turquía -

Sin embargo, estas cifras no toman en cuenta los cientos de miles de sirios que han huido hacia Europa, arriesgándose a menudo a caer en manos de los traficantes de personas e incluso a la muerte en peligrosos viajes por tierra y mar.

Un menor número fue reasentado oficialmente en Europa, Canadá y Estados Unidos, aunque la administración del presidente Donald Trump trató de detener temporalmente todas las entradas de refugiados sirios.

El grupo más grande se encuentra en Turquía, con casi 2,9 millones de refugiados sirios registrados, según la ONU.

La mayoría vive en las ciudades turcas, incluyendo más de medio millón solo en Estambul, y menos de una décima parte reside en campamentos.

El presidente Recep Tayyp Erdogan, uno de los primeros partidarios del levantamiento que instó repetidamente al presidente sirio Bashar al Asad a dimitir, se planteó incluso la posibilidad de conceder la ciudadanía a algunos refugiados.

En Jordania, cerca de 657.000 refugiados sirios fueron registrados por la ONU, pero el gobierno dice que la verdadera cifra es de 1,3 millones.

Decenas de miles de sirios se alojan en dos grandes campos, Zaatari y Azraq, pero la mayoría vive en casas y apartamentos, con acceso al mercado de trabajo, compitiendo por el escaso empleo.

La situación es más complicada en Líbano, donde el gobierno rechazó el establecimiento de campamentos oficiales.

La ONU dijo que cerca de un millón de sirios se encuentran en el país, aunque el gobierno aseguró que la cifra era mayor, con muchos de ellos viviendo en condiciones deplorables en campamentos no oficiales.

- Impacto en los niños -

Líbano tiene solo cuatro millones de ciudadanos y ya luchaba contra los escasos recursos, desempleo y una escasa infraestructura antes de la crisis de refugiados.

En un comunicado conjunto con organizaciones sirias, la organización benéfica Oxfam instó el jueves a dar más apoyo a los países de acogida.

"Oxfam pide a los países ricos dar su apoyo a los vecinos de Siria que acogieron a estos refugiados y para reasentar al menos al 10% más vulnerable de los refugiados sirios a finales de 2017", dijo el director ejecutivo internacional de Oxfam, Winnie Byanyima.

"Es una crisis prolongada y la financiación no está cubriendo las necesidades", añadió la portavoz de Oxfam, Joelle Bassoul. "Con menos recursos ahora tenemos que ayudar a más personas", dijo a la AFP.

Los grupos de ayuda y la ONU también han alertado a menudo sobre el impacto a largo plazo de esta crisis, en especial en los niños.

"Un millón de niños refugiados sirios están desescolarizados y perdiendo su educación, y son ellos los que tendrán que contribuir a reconstruir Siria para la próxima generación", apuntó McDonald.

AFP