Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los equipos de rescate trabajan en el bargo naufragado la víspera en el río Chao Phraya, este lunes 19 de septiembre en la ciudad tailandesa de Ayutthaya, a 80 km de Bangkok

(afp_tickers)

Una docena de tailandeses seguían desaparecidos este lunes, al día siguiente del naufragio de un barco que transportaba a peregrinos musulmanes por el río Chao Phraya, que dejó 18 muertos.

Un barco con más de 100 personas a bordo se hundió la tarde del domingo después de chocar contra la orilla del río en la ciudad de Ayutthaya, 80 km al norte de Bangkok.

Los pasajeros quedaron atrapados en el interior del barco, muy cargado, que sufrió una vía de agua a sólo unas decenas de centímetros de la ribera.

Dieciocho cuerpos fueron sacados de las aguas y 12 personas siguen desaparecidas, precisó a la AFP Rewat Prasong, el gobernador adjunto de Ayutthaya.

En plena estación de lluvias, el río está agitado por fuertes corrientes y miles de embarcaciones lo surcan a diario. Según las autoridades, las víctimas son todas tailandesas.

"El barco estaba previsto para 50 personas", indicó Sudhi Puengpikul, jefe de la policía de Ayutthayay. Los accidentes de barco a lo largo de la costa o entre las islas, y en los ríos, son muy frecuentes en Tailandia.

En este país del sudeste asiático, pese a ser muy turístico y más rico que sus vecinos, las normas de seguridad son a menudo mal aplicadas, debido al exceso de pasajeros, la falta de chalecos salvavidas, o los pilotos que conducen de forma negligente.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP