Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El nuevo secretario general de la ONU, Antonio Guterres, habla con la prensa, el 12 de diciembre de 2016 en la sede de Naciones Unidas en Nueva York

(afp_tickers)

El nuevo secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo el domingo que le gustaría "poner la paz primero" en 2017, en un mensaje de Año Nuevo enviado en su primer día como jefe del organismo mundial.

El exprimer ministro portugués, de 67 años, recibió el cargo de secretario general de la ONU de manos del surcoreano Ban Ki-moon, heredando complejas crisis en Siria, Sudán del Sur, Yemen, Burundi, Corea del Norte y otras partes.

"¿Cómo podemos ayudar a millones de personas atrapadas en conflictos, sufriendo masivamente en guerras sin fin a la vista", indicó Guterres.

"Las civilizaciones son golpeadas por una fuerza mortal. Mujeres, niños y hombres son muertos y heridos, expulsados de sus hogares, desposeídos y desamparados", dijo.

"Nadie gana con estas guerras; todos pierden", añadió.

En 2017, Guterres pidió al mundo que tome "una resolución de Año Nuevo compartida: decidamos poner la paz en primer lugar".

"Hagamos de 2017 un año en el que todos --ciudadanos, gobiernos, líderes-- nos esforcemos por superar nuestras diferencias", añadió.

La elección unánime de Guterres --quien defendió los derechos de los migrantes como Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados durante una década-- ha vigorizado a los diplomáticos de la ONU, que lo ven como un hábil político que puede ser capaz de superar las divisiones que complican a la organización internacional.

"La paz debe ser nuestra meta y nuestra guía", dijo. "Todo por lo que nos esforzamos como familia humana --dignidad y esperanza, progreso y prosperidad-- depende de la paz", indicó.

"Pero la paz depende de nosotros", añadió.

AFP